12/10/2000 | 684

Causa Operaria llega al 2,5% y es tercero en Joao Pessoa

La campaña electoral de Causa Operaria (PCO) tuvo una repercusión gigantesca que se expresó, entre otras cosas, en el crecimiento del Partido en todo el país. En algunos lugares, como el municipio de Alvorada, en el Gran Porto Alegre, en Salvador, en Joao Pessoa y en Belo Horizonte, la propia prensa burguesa reconoció la popularidad alcanzada por los candidatos de PCO. En Joao Pessoa, el PT intentó prohibir el espacio televisivo del PCO, esto llevó a que la compañera Lourdes Sarmento ganase en la justicia el derecho a su utilización por el partido, en el propio programa del PT, para responder a los ataques.


Esto permitió que candidatos desconocidos por el público tuviesen el 0,5% o más en diversos lugares. Incluso en Boa Vista, donde a través de una maniobra judicial el Partido fue excluido de la televisión y su candidatura impugnada durante todo el proceso electoral, el PCO obtuvo el 0,1%.


En varias encuestas, el Partido apareció con una expresiva intención de voto, llegando al 2% en Salvador y 1% en Belo Horizonte, en Diadema y en Río de Janeiro.


En Joao Pessoa, esta tendencia consiguió romper parcialmente el bloqueo electoral impuesto de diversas formas y alcanzó el 2,3% de los votos. Antes de eso, en las encuestas había aparecido con el 3% de las intenciones de voto. Está claro que las propias encuestas trataron de disminuir las intenciones de voto que, en Joao Pessoa, deben haber llegado a más del 7%, para poder, a través de los medios de manipulación, disminuir la votación final que expresa apenas una ínfima fracción de la real influencia conquistada por el Partido.


Es importante considerar que el PCO fue a las elecciones con un programa nítidamente revolucionario. La campaña de la compañera Lourdes Sarmento en Joao Pessoa, por ejemplo, fue un ataque sistemático e implacable al frente popular y a la colaboración de clases. De allí se puede concluir el valor extraordinario de los casi seis mil votos obtenidos por la compañera. En todos los lugares, en lugar de impulsar ilusiones electorales, el PCO denunció a las elecciones como medio de resolución de los problemas de la población trabajadora, defendiendo la movilización obrera y la constitución de un gobierno de trabajadores basado en consejos obreros y populares.


Es importante agregar que el PCO hizo una campaña electoral con gastos irrisorios, que no sobrepasaron los 5.000 reales (2.700 pesos) en ningún lado.


Los candidatos del PT son, por el momento, la mejor opción para la gestión del Estado en el ámbito municipal, donde las contradicciones del régimen burgués, en función de la crisis capitalista, se vuelven insolubles y necesitan de un partido capaz de dividir, dispersar y confundir las movilizaciones populares a través de los mecanismos democráticos. El llamado a votar en el segundo turno a los candidatos del PT en estas condiciones, como hacen varios sectores de la izquierda, por ejemplo el Pstu, no sólo es un grave error político sino claramente un crimen contra la lucha por la independencia de clase de los trabajadores, una vez que la tarea central consiste justamente en denunciar y esclarecer frente a los trabajadores el gran peligro que el PT representa para sus reivindicaciones.


En este sentido, el PCO llama a todos los sectores combativos a no dar ningún apoyo a los candidatos del PT en el segundo turno de las elecciones (así ya lo hizo en el primer turno) y a denunciar abiertamente la alianza de ese partido con los explotadores y opresores que están en todos los demás partidos.


El PCO llama a los trabajadores a denunciar la política de colaboración de clases y a levantar desde ya un programa de movilización de las masas en el ámbito municipal y nacional.

En esta nota