11/12/2014 | 1344

Conversando con Petrobras


Charla con un especialista en plataformas de aguas profundas, que trabaja en una contratista de Petrobras. Se trata de un ingeniero de amplia experiencia internacional.


 


-¿Le preocupa el alto nivel de deuda de la empresa y la baja del precio del crudo?


 


-Mientras los bancos financien las operaciones, no. Pero el tema de la corrupción de «Lava jato» no se sabe dónde finaliza y comenzó a preocupar a los bancos que financian estas operaciones. Es importante el «cash flow» (flujo de dinero) en esta actividad; mientras ingrese dinero se puede seguir manteniendo la actividad.


 


 


-Pero el crudo ha bajado un 40% en seis meses.


 


-Es cierto que la baja del precio agrega un problema. Hoy, el gobierno de Brasil está subsidiando a Petrobras. El costo del pre-sal debe ser unos 60 dólares/barril. Y es un petróleo muy pesado, tiene una refinación compleja; una parte de este petróleo es canjeado (Venezuela) a cambio de petróleos más livianos. 


El otro problema que empezamos a ver es que Petrobras comienza a dilatar los pagos, busca problemas en temas menores para retrasar la entrega de cheques. La cuestión es si la baja del precio se mantiene mucho tiempo: allí el gobierno no podrá seguir financiando subsidios como hace ahora.


 


 


-¿Qué piensa de la fuerte devaluación en Rusia y en Brasil?


 


-Si la devaluación se extiende, todos estamos en problemas. Allí quiebra el «cash flow» y comienzan a cortarse los pagos a los proveedores. Todo esto pudo hacerse por las bajas tasas de interés; si alguna de estas piezas falla, estamos en problemas todos. Pero los contratos son a largo plazo, 15 años. Petrobras mira el largo plazo, aunque de reojo todo lo que está pasando.


 


 


-¿Qué pensás sobre la contaminación de BP en el Golfo de México? ¿Qué pasa si el mismo problema se produce en Santos?


 


-Los técnicos de BP y los involucrados en resolver el accidente submarino no supieron sellar el pozo en el primer intento. Y dijeron haberlo hecho, el material no resistió y continuó la filtración más de lo que nadie pudo prever.


 


 


-¿Y si ocurre algo similar en el pre-sal, cómo lo resuelven?


 


-No sé. Puede ser muy difícil resolverlo a tres mil metros de profundidad.

También te puede interesar:

La cantidad de equipos de perforación está muy por debajo de lo anunciado, pero crece la superexplotación.
Victoria Esperanza Zalazar, de 36 años, mujer migrante salvadoreña, fue asfixiada hasta su muerte por la policía en el municipio de Tulum, en el estado de Quintana Roo.