14/08/2003 | 813

Corea del Sur: gran victoria obrera en Hyundai

Después de cinco semanas de huelga, los trabajadores de Hyundai Motors, la principal automotriz coreana, obtuvieron una victoria espectacular: lograron la reducción de la semana laboral de 6 a 5 días, al mismo tiempo que un aumento salarial del 8,6%, la duplicación de las primas, el aumento de los premios por productividad y el retiro a los 57 años. Le Monde (8/8) no duda en calificarla como «una huelga histórica (…) Corea del Sur no había conocido un conflicto social tan importante desde las huelgas generales de 1998, provocadas por la crisis financiera (asiática)».


La huelga se mantuvo hasta que se logró la mayoría de las reivindicaciones. Esto a pesar de la amenaza gubernamental de obligar a los obreros a volver al trabajo por la fuerza e, incluso, del suicidio de Chung Mong-hun, antiguo dirigente del conglomerado Hyundai y hermano del actual presidente de Hyundai Motors. Como consecuencia de la huelga, no sólo quedó paralizada la Hyundai coreana sino también las subsidiarias de Egipto, Rusia, Malasia y Pakistán, por falta de anteriores.


La huelga comenzó en julio, cuando varios sindicatos industriales organizaron huelgas para protestar contra el envío al Parlamento de una ley que establecía la semana laboral de cinco días… para dentro de diez años, a cambio de gravosas concesiones a las patronales. La de Hyundai fue la más importante de todas estas huelgas, y su victoria, que significará la vigencia inmediata de la reducción de la semana laboral, sin ninguna concesión salarial (al contrario, con aumentos), es un antecedente para todo el movimiento obrero coreano.