14/10/2004 | 872

«Días de Penitencia»: Una nueva operación criminal del sionismo en Palestina

Hasta el momento, más de 80 palestinos fueron masacrados y cientos de casas y campos han si­do destruidos por el ejército de ocu­pación israelí en la Franja de Ga­za en la llamada Operación “Días de Penitencia”.


Cuanto más el gobierno de Sharon declara su intención de aban­donar Gaza, más se empeña en ase­sinar palestinos y en destruir la in­fraestructura de la franja costera Palestina.


La cuestión no es sólo la cri­minalidad de usar tanques y misiles contra áreas residenciales y ciudadanos, bajo la excusa de de­tener el lanzamiento de cohetes Qassam. El real propósito de la operación, como dijo Sharon, es “cambiar radicalmente la situa­ción en la Franja de Gaza” (Haa­retz, 3/10). La “retirada” presu­pone la destrucción de la base material de los palestinos en la Franja de Gaza y la liquidación de la resistencia palestina, la cual recientemente ha dirigido un levantamiento popular contra el corrupto aparato de seguridad de Arafat en la zona.


La acción de Sharon ha de­sencadenado una nueva crisis en la burguesía sionista: los edito­riales de Yediot Haharonot (“Una ilusión unilateral”) y Haaretz (Una operación sin ningún pro­pósito”), dos de los más impor­tantes diarios israelíes, critican la política de Sharon y denuncian su fracaso para poner fin al le­vantamiento palestino.


También existe una crisis entre las filas de la Autoridad Palestina. Los dirigentes del aparato de se­guridad presionan para suprimir el lanzamiento de cohetes Qassam y la Intifada.


Es el momento de ganar las ca­lles y las rutas para detener esta masacre.