06/02/2002 | 740

Duhalde: Más lamebotas que Menem y De la Rúa

En pocas semanas, Duhalde está dando pasos para superar el proimperialismo de sus antecesores Menem y De la Rúa, lo que no es poco. En su viaje a Estados Unidos, el fugado ex gobernador y ahora canciller Ruckauf les ha confirmado a los «amos del norte» que Argentina será patrocinante de la moción de censura contra Cuba en las Naciones Unidas. Así, Duhalde profundiza la política «lamebotas» *como la definió el gobierno cubano* de Menem y De la Rúa. Es que mientras éstos se habían «limitado» a votar a favor de la moción norteamericana, ahora Duhalde da un paso adelante y se convierte en uno de sus impulsores. Para que no queden dudas de la subordinación política y militar del «soberano» gobierno argentino al imperialismo norteamericano, Duhalde y Ruckauf ratificaron la condición de Argentina como «aliada extra zona» de la Otan «y su responsabilidad como tal» (La Nación, 30/1).


El imperialismo que bombardea prisioneros desarmados (masacre de Mazar-i-Sharif) y que rechaza cualquier investigación independiente sobre el tema; que deja morir de hambre a los refugiados afganos (Financial Times, 17/1); que establece tribunales militares en violación de las más elementales normas jurídicas; que mantiene prisioneros en condiciones inhumanas en la base naval de Guantánamo; que mantiene secuestrados a tres mil habitantes de los Estados Unidos (supuestamente, en investigación de los atentados del 11 de septiembre); que encarcela a una tercera parte de la juventud negra norteamericana, y que desde hace décadas sostiene un brutal bloqueo económico y político contra Cuba, no tiene ningún derecho, ni político ni moral, para juzgar al gobierno cubano.


Que la burguesía argentina se sume a la campaña imperialista contra Cuba muestra su inmensa hipocresía: un gobierno que no ha sido votado por nadie se preocupa por la «democracia en Cuba» y un elemento fascistoide como Ruckauf ´ministro del gobierno terrorista de Isabel Perón y López Rega y responsable político de una policía, la Bonaerense, famosa por asesinar a niños y jóvenes desarmados´ se preocupan por «los derechos humanos de los cubanos».


«La política exterior de Duhalde está más cerca de la de Menem que la que tuvo De la Rúa», dice Joaquín Morales Solá (La Nación, 31/1). El difunto Di Tella puede haber pasado a «mejor vida», pero la política de «relaciones carnales» goza de buena salud.

En esta nota