22/05/2003 | 801

El MST confirma una denuncia de Prensa Obrera

En medio de una catarata de insultos y calumnias contra nuestras denuncias referidas al apoyo a la legislación entreguista de Lula, el Mst confirma que los legisladores brasileños que pertenecen al Secretariado Unificado y al grupo internacional del Mst argentino votaron el proyecto de enmienda constitucional que permite modificar el régimen financiero brasileño, en los términos que exige el FMI, tal como fuera denunciado en Prensa Obrera (N° 798, 30/4).


Esa enmienda habilita al Congreso brasileño a declarar la «autonomía» del Banco Central del gobierno y, con esta declaración, a proyectar la legislación que la concrete y la haga efectiva. Al frente del Banco Central, Lula designó a Henrique Meirelles, ex presidente del Banco de Boston. Por la legislación brasileña, la modificación del sistema financiero – en este caso, la autonomía del Banco Central – requiere previamente que la Cámara de Diputados altere – en dos votaciones, con 308 votos como mínimo – el artículo 192 de la Constitución. Luego el Parlamento, por leyes complementarias aprobadas con 257 votos, puede poner en marcha esas modificaciones.


El Mst pretende desmentir nuestra denuncia de una forma muy curiosa. Afirma que «Babá no votó la autonomía del Banco Central. Ante una enmienda constitucional, el 2 de abril, en su declaración de voto (sic) ya anunció que no lo hará». Babá es el diputado petista de la línea del Mst.


La desmentida del Mst es alevosamente tramposa y por eso es una confirmación de la denuncia. La cosa es así: en declaración de voto ¡a favor! de la enmienda constitucional que posibilita la autonomía, Babá habría prometido que no votaría el proyecto de ley que sea enviado para hacerla efectiva. Pero ahora, concretamente, aportó a los dos tercios que permiten la enmienda constitucional.


No solamente Babá y demás legisladores de la llamada izquierda votaron el 2 de abril la enmienda constitucional que permite al Parlamento aprobar la autonomía del Banco Central requerida por el FMI. En los días previos, «en el PT, los legisladores considerados de izquierda venían oponiéndose a la enmienda porque consideraban que sería el primer paso para la aprobación de las propuestas de autonomía del Banco Central y de eliminación de la Constitución del techo de la tasa de interés del 12% anual» (Folha, 2/4). Luego de fuertes presiones de Lula, de la dirección del PT y de toda la burguesía brasileña a través de los diarios y radios, Babá y demás diputados resolvieron votar la enmienda. Declararon que estaban en contra de darle autonomía al Banco Central y eliminar el 12%, «pero todos votaron disciplinadamente como el PT quería» (Estado, 4/4). Lo mismo que hizo, por ejemplo, Leopoldo Moreau cuando habló en contra pero votó a favor de la ley de «déficit cero» de Cavallo, que recortó en un 13% los sueldos estatales y las jubilaciones.


La aprobación de la enmienda no sólo fue saludada por la gran burguesía brasileña y el FMI, los cuales alabaron a Lula por haber logrado domesticar a los legisladores de izquierda. Los grandes fondos especulativos se lanzaron de inmediato a comprar bonos y acciones brasileños porque «el PT demostró capacidad para encuadrar a sus disidentes nerviosos» (O Estado de Sao Paulo, 4/4).


Un mes y medio más tarde, el 15 de mayo, se hizo la segunda votación de la enmienda, que volvió a ser aprobada por el Congreso (ya que requiere dos lecturas). ¿Qué hicieron esta segunda vez los 14 diputados del ala izquierda, entre ellos Babá? ¡»Faltaron a la votación»!


 


¿Qué tal?


El Mst pretende que es diferente votar a favor de la enmienda que permite la aprobación posterior de las leyes del FMI, y la votación de esas leyes. Pero lo primero es condición para lo segundo. Una vez votada la enmienda, que requiere el 66% de los votos, todo lo demás viene solo, solamente se necesita mayoría simple. Así, los izquierdistas del PT abrieron la puerta para que pasen los proyectos del imperialismo y la gran burguesía brasileña.


El Mst sostiene que «las calumnias del PO contra Babá se agravan ante su inminente expulsión del PT por no capitular al gobierno proimperialista de Lula».


Todo lo contrario. El PO denuncia a Babá, entre otros, porque ha votado con la dirección proimperialista del PT la enmienda constitucional proimperialista y defiende el derecho de los legisladores del PT a votar contra esos proyectos. ¡Reclamamos que voten en contra! Pero el Mst olvida otra cosa importante: fue el Mst el que hizo una campaña escandalosa para que el expulsador fuera votado por el pueblo brasileño. No el PO.


El Mst sostiene que como el PO siempre miente, también lo estaría haciendo en esta oportunidad, y cita entre las supuestas tantas mentiras nuestra vieja denuncia de la Brigada Simón Bolívar y el hecho de que se quedaron con 50.000 libros sin pagarlos nunca. Pero hemos demostrado reiteradamente que la llamada Brigada Simón Bolívar fue un fraude, y todavía adeudan los 50.000 dólares de esos libros de El Yunque.

También te puede interesar:

La responsabilidad del gobierno de Bolsonaro.
Traducido por Tribuna Classista de Brasil.
Dos alternativas abiertamente contrapuestas.
Lanzamiento del N°57 con Pablo Giachello y referentes de Tribuna Classista y Política Revolucionaria.