24/08/2006 | 960

El PTS y Saddam Hussein

Poco después de la ocupación de Kuwait por Irak, el PTS escribía que “Contra todas las predicciones de la prensa imperialista que, acostumbrada a pensar en términos de guerra fría, sostenía que Saddam Hussein había elegido mal el momento para desencadenar el conflicto del golfo, los hechos de los últimos seis meses están confirmando que éste tuvo razón (…) Todo esto muestra que fue correcta la lectura de la situación mundial hecha por Hussein (¿?) y pone al descubierto que estamos en presencia de un nuevo período de la lucha de clases mundial en donde la crisis de la dominación imperialista abre grietas que pueden ser utilizadas por las masas (¿?) para propinarle golpes contundentes al imperialismo” (Estrategia Internacional, boletín N° 1, febrero de 1991).


Frente al contragolpe imperialista, según el PTS, la de Hussein era “una dirección burguesa que tuvo que ir más allá de su objetivo inicial (¿?) al ver la respuesta imperialista. El enfrentamiento con éste llevó a Saddam a armar a las masas iraquíes (¿?) y tomar parte de las reivindicaciones históricas de las masas árabes, como son la destrucción del Estado de Israel y la creación de un Estado palestino para resistir. Tuvo que tomar en sus manos una lucha que no es suya, una lucha que es nuestra, es decir, del proletariado (¿?¿?) y los explotados del mundo” (ídem anterior).

En esta nota