28/04/2016 | 1408

Estados Unidos: la huelga de Verizon


El 13 de abril, 40.000 empleados de Massachussetts y Virginia (representados por los Sindicatos de Comunicaciones CWA y IBEW) comenzaron una huelga por tiempo indeterminado contra Verizon. Las negociaciones afectan también a 80.000 jubilados (por el sistema de salud -health care), que se organizan al lado de los trabajadores. Es la huelga más importante en Estados Unidos en los últimos años.


 


Verizon, el gigante de telecomunicaciones norteamericano, famoso por la precarización laboral y la evasión impositiva, dejó por diez meses sin contrato a miles de trabajadores. Durante ese lapso, los trabajadores enfrentaron 5.000 despidos y suspensiones, desnudando el objetivo de la caída de los contratos. La empresa amenazó con nuevas relocalizaciones para extorsionar a los trabajadores con mayor flexibilidad horaria y de tareas, eliminación de vacaciones y licencias por maternidad, así como salarios y pensiones más bajas. Planean mover las oficinas a estados con salarios mínimos menores.


 


La empresa es acusada de evadir impuestos entre 2008 y 2013 (en ese mismo período tuvo 42.500 millones de dólares en ganancias), pagando por debajo las cargas sociales de los trabajadores. Ahorró 21.000 millones de dólares en los últimos ocho años y el año pasado compró AOL en 4.400 millones de dólares. En Europa convirtió las ganancias en deudas, para evadir impuestos.


 


Verizon no cumplió con las promesas de ampliar FIOS (banda ancha a millones de clientes ), pero quiere seguir desangrando a los trabajadores que instalan sus servicios.


 


Es un botón de muestra del fracaso de la política económica de Obama, que sólo generó mayor precarización y pérdida de beneficios para los trabajadores, así como descontento social generalizado.


 


Tanto Hillary Clinton como Bernie Sanders tuvieron que bajar a los piquetes para tratar de ganarse el apoyo de los huelguistas. Los trabajadores de Verizon lograron imponer una agenda obrera de lucha contra despidos y precarización laboral en el momento más álgido y disputado de la campaña.


 


También el 14, miles de trabajadores de Mc’Donalds en todo el país se movilizaron por un salario mínimo de 15 dólares. Esto se suma a la protesta de los docentes y los trabajadores del acero y la industria automotriz -gravemente afectados por la crisis mundial. Estados Unidos es un reguero de piquetes y movilizaciones.


 

También te puede interesar:

Se prepara una nueva Women's March para el 2 de octubre.
El fracaso de la “guerra contra el terrorismo”.
Repercusiones tras la derrota yanqui en Afganistán.
Cuatro comisiones legislativas fracasadas por suspensión o falta de quórum.
Cerca de 100 muertos, incluyendo 13 soldados norteamericanos.