28/11/1995 | 475

Fallo del Tribunal Moral Internacional – La Paz, Bolivia

El Tribunal Moral Internacional, constituido para analizar las graves acusaciones lanzadas por Guillermo Lora (POR) contra el ex-dirigente del POR, Juan Pablo Bacherer, y varios militantes de URUS, se reunió los días 20, 21 y 22 de noviembre en La Paz. Procedió a un análisis del problema en base a los documentos existentes (periódicos y documentos del POR y de la Oposición Trotskista, y otros documentos) y al testimonio de la parte acusada, no así de la parte acusadora, quien no compareció a la citación que le fuera realizada con la debida antecedencia.


Aun así, el tribunal se juzga en condiciones de establecer una serie de consideraciones y un fallo, y de exponerlos a la opinión pública nacional e internacional.


1) El Tribunal se compone de militantes y personalidades independientes de las partes en conflicto. Su objetivo específico ha sido el de dirimir la veracidad o no de las acusaciones planteadas. La constitución del Tribunal obedeció a un llamado de la parte acusada, que consideró, por un lado, que le fueron cerradas las instancias intrapartidarias para resolver el problema planteado y, por el otro, que las acusaciones cumplían el papel de sustituir un verdadero debate de reales divergencias políticas. El Tribunal tomó en cuenta esas consideraciones, pero no extendió su ámbito hasta ellas. Este fallo, por lo tanto, no abarca a las posiciones políticas enfrentadas en este caso. El criterio de juicio del Tribunal ha sido el de la unidad y la independencia de la lucha obrera y popular contra la explotación.


2) Analizando el conjunto de documentos puestos a su disposición (que están abiertos a la consulta del público) y los testimonios recibidos, el Tribunal concluye que la acusación de “delación” y de “colaboración con los organismos de seguridad del gobierno y del imperialismo”, no encuentra sustento en ningún tipo de pruebas, de hecho o circunstanciales. En función de lo dicho, y de los propios esclarecimientos prestados por la parte acusada, el Tribunal considera falsas las acusaciones contra Juan Pablo Bacherer y sus compañeros. Considera también que los nombrados son merecedores, por parte del movimiento obrero, popular y democrático, de la misma confianza que goza cualquier honesto militante del mismo.


3) El Tribunal entiende que, bajo ningún pretexto, tales acusaciones pueden ser lanzadas contra militantes obreros y populares sin la debida fundamentación, y más aun para sustituir el debate de diferencias políticas. Al contrario, por su propia naturaleza, esas acusaciones extrapolan el estricto marco político-partidario para transformarse en un problema de todo el movimiento obrero, popular y democrático, lo que torna un deber para la parte acusadora la explicitación de pruebas. Este deber no fue cumplido por la parte acusadora. La gran lección dejada por este episodio, válida también para los otros países, es la total incompatibilidad entre la democracia obrera y las acusaciones que, al ser lanzadas sin fundamento, caen en el campo de las calumnias, suministrando armas a la reacción para dividir y desprestigiar al movimiento obrero y popular.


4) Finalmente, la propia realización del Tribunal, que implicó la movilización de recursos obtenidos en el movimiento obrero de Bolivia y otros países, y sus resultados, ponen en evidencia que existe, en la clase trabajadora boliviana y latinoamericana, la fuerza necesaria para combatir los errores surgidos en su seno, y para hacer de este combate un punto de fortalecimiento de la lucha contra el capitalismo y el imperialismo explotadores. Este Tribunal es parte de esa lucha.


 


La Paz, 22 de noviembre de 1995


Por el Tribunal Moral Internacional:


Esteban Volkof (1)-Presidente; Catalina Guagnini (2)-Vicepresidenta; Osvaldo Coggiola (3)-Secretario; José María de Almeida (4)-Vocal; Ricardo Catoira (5)-Vocal; Waldo Albarracín (6)-Vocal; Raúl Liendo (7)-Vocal


 


(1) Nieto de León Trotsky.


(2) Fundadora de la Comisión de Familiares de Desaparecidos Políticos de Argentina.


(3) Historiador, Vicepresidente del Sindicato Docente de la Universidad de San Pablo (Brasil).


(4) Dirigente metalúrgico, Secretario de Organización de la Central Unica de Trabajadores (Brasil).


(5) Secretario de Formación de la Central Obrera Departamental de Santa Cruz.


(6) Presidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia.


(7) Catedrático de Medicina de la Universidad Mayor de San Andrés.