30/11/2020

Francia: cientos de miles contra la ley de seguridad de Macron

Cientos de miles de personas se movilizaron en Francia este sábado 28 en rechazo a la ley de seguridad nacional que promueve el gobierno de Emmanuel Macron. Uno de los puntos más polémicos de la norma es su artículo 24, que penaliza con hasta un año de prisión y 45 mil euros de multa a quienes difundan imágenes de operativos policiales con la intención de perjudicar a los agentes. Es decir, la norma apunta a preservar el accionar de las fuerzas represivas.

La concentración más numerosa reunió en París a sindicatos, organizaciones de derechos humanos, periodistas y fuerzas de izquierda. Las fuerzas de seguridad reprimieron y hubo choques en las inmediaciones de la plaza de la Bastilla. Un dato curioso: se pudo ver un cartel de Diego Maradona, con la leyenda “llenó de alegría el pueblo”.

Las vísperas de esta extraordinaria jornada de lucha estuvieron marcadas por una serie de atropellos policiales que conmovieron al país. Primeramente, el desalojo de un campamento de migrantes en París. Luego, la paliza racista de efectivos policiales contra Michel Zecler, un productor musical negro. Pero además, aún está fresca en la memoria popular la represión brutal contra las movilizaciones de los Chalecos Amarillos. Todos estos hechos galvanizaron la convocatoria del fin de semana, en la que también hubo reclamos para que renuncie el ministro del interior Gérald Darmanin.

La Asamblea Nacional ya aprobó en una primera votación el proyecto de ley de seguridad, con los votos positivos de casi todo el partido de Macron (La República en Marcha), de Los Republicanos (partido al que pertenece el expresidente Nicolas Sarkozy) e incluso del partido de Marine Le Pen (Reagrupamiento Nacional), quien ha hecho algunas críticas a la norma. Ahora, el proyecto debe ser tratado en enero por el Senado, y luego nuevamente por la Asamblea Nacional.

Sin embargo, los últimos episodios de violencia policial abrieron una crisis en el gobierno. Ocurre que la agresión contra Zecler se pudo conocer, justamente, gracias a la grabación de videos en teléfonos celulares, que se viralizaron por las redes. Con la nueva norma, esto podría haber sido penado.

En este marco, el primer ministro Jean Castex buscó despejar los crecientes cuestionamientos a la ley con el anuncio de la formación de una “comisión independiente” -con jueces, policías y periodistas- para revisar la redacción del artículo 24. Pero esto le valió una reprimenda de los titulares de la Asamblea Nacional y del Senado, quienes se sintieron paralelizados, por lo que dio marcha atrás con la propuesta. La crisis aún no se ha cerrado. El líder de los parlamentarios de La República en Marcha, Christophe Castaner, prometió el lunes 30 una reescritura completa del artículo cuestionado, ante la crítica de medios y periodistas por la vulneración de la libertad de prensa.

La ley de seguridad nacional debe ser leída como parte de una campaña derechista más general del gobierno. En esta línea, se inscribe el proyecto contra el “separatismo islámico”, que es presentado como una iniciativa para fortalecer el laicismo, pero que en realidad busca afianzar la autoridad del Estado imperialista y dividir a los explotados. Al mismo tiempo, intenta desviar la atención del impacto de la pandemia, que ya superó los 50 mil muertos.

Por lo pronto, el creciente repudio a la represión plantea la posibilidad de quebrar toda la ley de seguridad nacional. Sería un gran golpe al gobierno de Macron.

En esta nota