Francia: paro general y 2 millones en las calles contra la reforma jubilatoria

Movilización en París

Más de dos millones de personas -según los organizadores- se movilizaron en Francia este jueves 19, en el marco del paro general convocado por las centrales sindicales contra la reforma jubilatoria del gobierno de Emmanuel Macron, que busca elevar la edad jubilatoria de 62 a 64 años.

La enorme magnitud de la jornada queda fuera de toda duda desde el momento en que el propio Ministerio del Interior reconoce la participación de más de un millón de personas en los mítines.

La reunión principal se dio en París, donde habrían participado 400 mil manifestantes. Unos 100 mil desfilaron en Marsella y 50 mil en Toulouse. En total, hubo protestas en 200 ciudades.

El paro fue destacado entre los conductores de trenes, en el metro de la capital, la docencia primaria y secundaria, el sector energético, las refinerías de petróleo (que a fines del año pasado protagonizaron una histórica huelga en demanda de un aumento salarial), algunas líneas aéreas, automotrices y depósitos de Amazon.

Las organizaciones estudiantiles, en tanto, se sumaron a las manifestaciones.

Desde el Estado español, donde se encuentra de viaje, Macron ratificó que continuará con el proyecto.

Para el 31 de enero está programada una nueva jornada de lucha.

La elevación progresiva de la edad de retiro es uno de los grandes objetivos de la clase capitalista en todas partes, acompañado de otros planteos que tienden a desconocer la jubilación como salario diferido y a transformarla en una mera prestación asistencial. Es un ataque de grandes proporciones contra la clase trabajadora.

La pulseada de los trabajadores franceses es de interés para todo el mundo.