Fuera las tropas sionistas de Ramallá y de los Territorios Ocupados

Aprovechando la escalada bélica de Bush contra Irak, el criminal Sharon lanzó un nuevo y brutal ataque contra el pueblo palestino: tanques y helicópteros israelíes entraron en Ramallá, donde bombardearon y cercaron la sede del gobierno de la Autoridad Palestina. Como entre marzo y mayo, Arafat está nuev amente bajo el sitio de los tanques israelíes. Mientras los tanques cercan las oficinas de Arafat, topadoras destruyeron gran parte del edificio y de las viviendas y comercios circundantes. La población de Ramallá ha sido puesta bajo estado de sitio.


Paralelamente, en Gaza, una incursión de tanques y helicópteros destruyó decenas de viviendas y comercios y dejó nueve palestinos muertos.


Esta nueva ocupación de Ramallá y el sitio de la sede del gobierno de Arafat apuntan a acabar con la Autoridad Palestina y a reocupar los territorios “autónomos” para proceder a una masiva expulsión del pueblo palestino.


El ataque sionista cuenta con la complicidad del imperialismo norteamericano: su representante en el Consejo de Seguridad de la ONU votó en contra de una resolución que exigía a Israel el inmediato levantamiento del sitio y el abandono de Ramallá.


Frente al nuevo ataque, el pueblo palestino manifestó por miles en Gaza, Hebrón, Naplus y Belén. En la Ramallá ocupada, sonoros cacerolazos repudian cada noche la ocupación.


Fuera las tropas sionistas de Ramallá y los Territorios.


Viva la rebelión nacional palestina.