08/03/2007 | 982

Grecia: La rebelión de las universidades continúa


El Congreso Nacional de la Posdep (Federación del Personal Docente de las Universidades de Grecia) ha concluido hoy (domingo 4 de marzo) su tarea, dando nuevos golpes al gobierno derechista de Nueva Democracia y su política de privatización de la educación superior: con 149 votos en contra, 6 a favor y 9 en blanco, fue rechazado el proyecto de ley de la universidades presentado para su ratificación por el gobierno al Parlamento esta semana; la continuación de la huelga indefinida fue decidida por amplia mayoría; el ala izquierda de la dirección que condujo hasta ahora la huelga fue reelecta ganando incluso dos puestos más en el Consejo Ejecutivo. La tentativa del gobierno de dividir a los profesores movilizando contra ellos a un grupo de neoliberales del Pasok y unos pocos renegados de la izquierda para derrocar a la izquierda militante de la dirección de la Federación, ha fracasado de manera lamentable.


 


La victoria de la izquierda militante (en la cual el EEK y sus partidarios participan activamente) fortaleció la lucha en curso del movimiento de estudiantes que ha ocupado la mayoría de las facultades del país desde el 10 de enero.


 


Resumiendo la lucha hasta ahora: El año pasado, cuando el gobierno trató de introducir la misma ley en el Parlamento, una ola de ocupaciones de estudiantes durante dos meses (mayo-junio), obligó al gobierno a retroceder y posponer el voto de la ley para el otoño de 2006.


 


Una segunda ola de luchas en el otoño, con la huelga de maestros de octubre-noviembre de 2006 por aumento de salarios y una nueva movilización de estudiantes bloqueó otra vez el nuevo intento del gobierno para introducir la ley (con el apoyo del partido oficial de la “oposición”, el socialista Pasok).


 


Luego, siempre con el apoyo del Pasok, el gobierno derechista trató en enero-febrero de 2006 de hacer pasar por el Parlamento una reforma de la Constitución que permitiera (por lejos ilegal) la privatización de las universidades.


 


La lucha común de los profesores universitarios bajo la dirección de la militancia de izquierda del Posdep, haciendo sentadas bajo la dirección del EAAK (un frente de estudiantes de extrema izquierda, incluyendo a los trotskistas), tuvo como resultado una profundización de la crisis en el Pasok que obligó a la dirección neoliberal de George Papandreou (¡presidente de la Segunda Internacional!) a romper su abierta alianza con Nueva Democracia y dar marcha atrás al proceso de la reforma constitucional; así se perdió la mayoría de 180 votos requerida en el Parlamento para la reforma de la Constitución y fue bloqueada la legalización constitucional de la privatización de las universidades.


 


Desesperado, el gobierno derechista contraatacó volviendo a introducir inmediatamente la ley de educación superior. Pero de esta forma, se exacerba la crisis que crea un problema constitucional mayor: tal como se recalca correctamente en la resolución del Congreso del Posdep, si el proyecto es votado en el Parlamento por una mayoría derechista, la ley será inconstitucional. Además, la decisión de la comunidad académica en lucha es llamar a la desobediencia civil y de rechazar la aplicación de la ley anticonstitucional…


 


En los últimos dos meses, en todas las semanas tuvieron lugar masivas manifestaciones de decenas de miles de estudiantes, profesores y trabajadores en Atenas, Tesalónica y otras importantes ciudades. La represión policial y la barbarie estatal fue utilizada por el gobierno para aterrorizar a los movimientos de masas; el jueves pasado, 1° de marzo, un guardia policial frente al Ministerio del Mar Egeo en la plaza Sintagma, en el centro de la capital, abrió fuego con su fusil contra los jóvenes manifestantes; afortunadamente no hubo víctimas, pero el gobierno, por si fuera poco, arrestó a tres estudiantes y defendió públicamente la acción asesina de su pistolero.


 


A pesar de las presiones del movimiento y sus llamadas a la huelga general, la burocracia sindical pro-Pasok de la Confederación General del Trabajo de Grecia (GSEE) todavía se rehúsa llamar a la huelga. Otros sectores sindicales como la Federación de Empleados Públicos (Adedy), la central Sindical de Tesalónica y de Atenas, algunos sindicatos individuales, etcétera, llamaron a huelgas y paros durante los días de las manifestaciones semanales.


 


En las barriadas populares se crearon Comités de Acción para organizar acciones de solidaridad contra la privatización de la educación.


 


En Dafni, donde el EEK obtuvo el año pasado un concejal, el Comité de Acción local organiza para el 12 de marzo un acto público en el que hablarán el profesor Lazaros Apekis, presidente del Posdep, y el camarada Giorgos Mitrovghenis, concejal de la municipalidad de Dafni y miembro del Comité central del EEK.


 


Las próximas manifestaciones de masas tendrán lugar el próximo jueves 8 de marzo —Internacional de la Mujer y aniversario de la Revolución de Febrero de 1917— cuando en el Parlamento la mayoría reaccionaria de derecha ratificará su ley anti-educación. En cualquier caso su “ley” será anulada por la lucha masiva popular.


 


¡Venceremos!

En esta nota

También te puede interesar:

Medidas de fuerza planteadas en la mayor parte de los distritos.
Masivo plenario docente inicia un plan de acción para defender las condiciones laborales y el salario.
En un comunicado emitido por el gobierno provincial afirman que en enero se efectuarán los pagos.
Llamado a firmar masivamente el petitorio por la continuidad laboral y de atención de los trabajadores del Programa Piedas.