12/03/2015 | 1354

Grecia: reabren la televisión pública


El gobierno de Tsipras se prepara para sancionar la reapertura de la TV pública (ERT) y la reincorporación de los trabajadores cesanteados que deseen reintegrarse a sus puestos. Se trata de una de las medidas prometidas por Syriza durante la campaña electoral.


 


El gobierno del conservador Samaras decretó el cierre unilateral de ERT en junio de 2013; más de 2.600 trabajadores se quedaron sin empleo. Los trabajadores tomaron en sus manos la emisora y la hicieron funcionar por sus propios medios. Veintiún meses después de su cierre, los trabajadores en lucha sacan regularmente al aire 17 radios (15 regionales, dos nacionales) y un canal de televisión (ET3).


 


Contradicciones


 


El gobierno ha adelantado que no va a haber aportes del Estado para sostener la emisora; «el Ejecutivo griego se comprometió a no impulsar ninguna iniciativa que suponga un gasto adicional sin coordinarlo con la Unión Europea» (Regeneración, 1/3).


 


Es decir, que la nueva emisora deberá autofinanciarse. Una de las medidas que está en la gatera consistiría en aumentar el abono mensual en casi un 40 por ciento.


 


Los trabajadores que autogestionan la emisora cuentan con una extensa y cuidadosa propuesta, aprobada en asamblea general. En lugar de subir el abono, plantean excluir de esa obligación a los hogares por debajo de la línea de pobreza. La propuesta de los trabajadores reivindica “una información independiente y la promoción de una programación cultural y de entretenimiento de calidad suministrada por una emisora pública y democrática que constituya un bien publico y no una mercancía”. Por eso, “las necesidades adicionales de fondos que no surjan de la recaudación debe ser cubiertas por el Estado”.


 


En cuanto a las relaciones laborales, la propuesta de los compañeros es suprimir la distinción entre personal permanente y temporario y poner fin a todas las formas de tercerización y precarizad laboral. La intención del gobierno apuntaría a que reanuden sus actividades, pero cobrando la mitad del sueldo que percibían al momento del cese (News of Europe, 6/3).


 


En relación la gestión de la emisora, se han pronunciado contra cualquier interferencia del Estado y reivindican su autonomía administrativa y de gestión.


 


En síntesis, la reapertura de la emisora es un capítulo relevante del enfrentamiento con la UE y el FMI. Los trabajadores no esperan de brazos cruzados el resultado de esta pulseada. Están preparando una gran marcha desde Tesalónica a Atenas, donde convergerán con los trabajadores de Viome, otra de las fábricas de Grecia bajo gestión obrera.


 

En esta nota

También te puede interesar: