03/06/2020

Histórica huelga de trabajadores de Facebook contra el racismo

Una publicación de Trump, incitando a la violencia racial, llevó a que se organizaran y produjeran la primera huelga en 16 de años de existencia de la empresa.

El día lunes 1° cientos de trabajadores de Facebook Estados Unidos realizaron una huelga virtual. Denunciaron que la empresa no regula las publicaciones que incitan al odio, al racismo y a la violencia. Esto se desató por una publicación del presidente Donald Trump, incitando a la violencia racial frente a las manifestaciones que se produjeron por el asesinato de George Floyd.


El mensaje de Trump publicado el 29 de mayo reproducía lo siguiente: “Estos matones están deshonrado la memoria de George Floyd y no voy a dejar que esto pase. Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le dije que los militares están con él hasta el final. Cualquier dificultad y estaremos tomando el control, pero, cuando los saqueos empiezan es cuando los disparos también empiezan. ¡Gracias!”. Una clara dirección represiva hacia los manifestantes, que en gran parte pertenecen a la comunidad afroamericana. Frente a esto, por ejemplo, Twitter no eliminó la publicación, pero sí la ocultaba bajo una advertencia a los usuarios que de igual manera podrían leer el tuit haciendo click en esa advertencia. Facebook, por su parte, no ocultó la publicación y mucho menos la eliminó. La empresa indicó que esa decisión responde a una intención de preservar la libertad de expresión de los usuarios de la red social.


La actitud de los directivos que encabeza Mark Zuckerberg causó un gran rechazo por parte de los trabajadores de Facebook. Esta situación los impulsó a organizarse y llevar a cabo la primera huelga en 16 años de existencia de la empresa. Si bien se trató de una huelga virtual, ya que se encuentran teletrabajando desde sus hogares y tienen dificultades para reunirse a causa de la pandemia, no ha pasado desapercibida en los medios y la sociedad estadounidense. Los trabajadores se han manifestado por distintas redes sociales y plataformas de mensajería interna para que sus reclamos sean difundidos. En ellos describían que la pasividad ante la publicación del Presidente es un nuevo ejemplo de cómo la empresa acciona en contra de la población negra, denunciando que Facebook jamás tomó medidas en cuanto a los mensajes racistas e incluso poniendo en evidencia los maltratos que reciben sistemáticamente los empleados afrodescendientes. Entre los mensajes se puede encontrar este: “la retórica de odio por parte del presidente de EE.UU., que avanza la violencia contra manifestantes negros, no merece ser defendida por el principio de la libertad de expresión”. Y el que fue difundido por The New York Times: “Junto con empleados negros de la compañía, y todas las personas con conciencia moral, llamo a Mark (Zuckerberg) a remover inmediatamente la publicación del Presidente que aboga por la violencia, el asesinato e inminentes amenazas contra la población negra”.Esta huelga muestra la intención de los trabajadores en formar parte de las decisiones en cuanto a las políticas y el contenido que se puede encontrar en la red social. Un hecho similar fue el de los trabajadores de La Nación, quienes frente a una editorial publicada por el medio en el cual reivindicaba a aquellas niñas que llevaban a cabo un embarazo y parto producto de una violación “en defensa de la vida”, se organizaron en una asamblea para repudiar este articulo y publicaron una foto con un cartel que decía “Niñas, no madres”. Para terminar con la monopolización de las patronales sobre el contenido de los medios de comunicación es necesario ponerlos bajo control de sus trabajadores. Tan solo así, estos dejaran de ser instrumentos de la burguesía para reproducir ataques mediáticos hacia la clase obrera y las causas populares.


También te puede interesar:

Algunos puntos de debate estratégico sobre la rebelión en Estados Unidos que surgen de la Conferencia de la izquierda convocada por el FIT-U
El paso de sus directores por el Congreso de EE.UU. y el choque con la política proteccionista de Donald Trump.
Se confirma el interés en el litio en la trama del golpe en Bolivia.
La prohibición de la plataforma china en la India se inserta en la disputa por el mercado tecnológico entre Estados Unidos y China.
Con aciertos y omisiones, la serie protagonizada por Cate Blanchett cuenta la historia de una lucha de hace 40 años, de enorme actualidad.