02/03/2006 | 935

Indulgencia capitalista

Por Jotta

A fines del mes pasado, la Justicia estadounidense y la Iglesia Católica acordaron que la última lavará sus culpas pagándole a 361 víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes durante los últimos 50 años. Si se tiene en cuenta que son 11.000 las denuncias presentadas y 4.000 los hombres de negro acusados de abusos sexuales durante ese período, el acuerdo no es más que una pantalla.


 


El convenio representa 85 millones de dólares que desembolsará la Diócesis de Covington, Kentucky. Un acuerdo que ya tuvo precedente, en 2004, cuando la Arquidiócesis de Boston pagó una suma similar a 552 víctimas y, en 2003, cuando la Diócesis de Orange, California pagó 100 millones de dólares a 90 víctimas.


 


Mientras Benedicto persigue a homosexuales y Bush asesina en Irak, sus punteros de almas siguen destruyendo miles de vidas, cubriéndose tras el alba.

También te puede interesar:

El gobierno cede tierras a la Iglesia que son para salud y educación,
Cámaras que vigilan hasta el movimiento de los ojos.
El acuerdo liderado por Estados Unidos aumenta la tensión en el Pacífico.
Otro fallo escandaloso que le garantiza impunidad a tres partícipes de una violación en manada en el camping “El Durazno” de Miramar.