15/07/1999 | 635

«La autodeterminación es la única base sobre la cual podremos construir una real cooperación con los albaneses en Kosovo»

En su última edición, Prensa Obrera reprodujo el planteamiento político de Branislav Canak, presidente de Nezavisnost, la central sindical independiente de Serbia. Canak no sólo denunciaba a la Otan y al régimen de Milosevic sino que, por sobre todo, planteaba una política común para el conjunto de la clase obrera de todos los Balcanes: «lucharemos hasta que Kosovo sea realmente independiente o hasta que podamos reunificar la Federación Yugoslava a través del mutuo respeto y la genuina solidaridad de todas las naciones y culturas».


Canak también explicaba que su sindicato estaba llevando adelante acciones de solidaridad internacionalista en común con la Unión de Estudiantes y otras organizaciones. La Unión de Estudiantes no sólo participó activamente en las manifestaciones contra Milosevic de fines de 1997 sino que se opuso activamente a toda su política de ataque a los albaneses de Kosovo. Organizó petitorios en Serbia contra la supresión de las libertades nacionales de los albaneses y envió una delegación a las grandes manifestaciones, principalmente estudiantiles, que tuvieron lugar en Pristina (capital kosovar) en 1998 en reclamo de la reapertura de la Universidad de lengua albanesa.


En el reportaje que ofrecemos a continuación, Duci Petrovic, dirigente de la Unión de Estudiantes de Yugoslavia, explica los planteamientos políticos de su organización frente a la guerra y a la cuestión kosovar.


«La Otan —dice Petrovic— ha montado un protectorado en Kosovo. Pretenden estar allí por mucho tiempo para controlar la situación. En el futuro, los kosovares no lo tolerarán. Protestarán».


«El pueblo de Kosovo —sostiene el dirigente de la Unión de Estudiantes— tiene derecho a decidir su futuro. Es casi un derecho natural. Lo que ellos necesitan es la autodeterminación. Esta es la única base sobre la cual podremos construir una real cooperación con los albaneses en Kosovo. En el futuro, tenemos la oportunidad de reconstruir nuestros lazos con los estudiantes de allí. La Otan intentará impedirlo. Están contra la autodeterminación. Exactamente como Milosevic, que se jacta de que en el acuerdo firmado con la Otan no hay ninguna cláusula sobre un referéndum sobre el futuro de Kosovo».


De entre las ruinas de la guerra y la barbarie de las ‘limpiezas étnicas’ de Milosevic y la Otan, se delinea entre los explotados yugoslavos una política internacionalista.


(Extraído de The Militant, 12/7)

También te puede interesar: