25/08/2011 | 1191

Congreso Latinoamericano de Estudiantes en Montevideo: La juventud contra la regimentación nac & pop

El XVI Clae, realizado en Montevideo entre el 10 y el 15 de agosto, confirmó la integración de la dirección de la Oclae respecto de los gobiernos latinoamericanos y la parálisis que esta posición genera. Aunque el continente viene siendo sacudido por rebeliones juveniles, el Congreso no votó ningún plan de lucha para derrotar la «reforma educativa» privatista que rige en América.

En correspondencia con el objetivo de restringir las organizaciones del movimiento estudiantil al apoyo de los gobiernos actuales, el Congreso estuvo deliberadamente vaciado de toda instancia de debate crítico y resolución colectiva. Así, los días transcurrían con decenas y decenas de charlas sobre temáticas diversas, protagonizadas por funcionarios gubernamentales (de Argentina, Uruguay o Brasil, entre otros) con escasa concurrencia. La dispersión política era tal que, mientras los organizadores informaron cinco mil inscriptos, en el acto de apertura no había más de quinientas personas escuchando los discursos, incluido el de Mujica. Allí, en medio de la verborragia «nac & pop» se «colaron» conceptos tales como «vincular más la educación con el sector productivo», según «arengó» un dirigente de la Oclae.

Vaciado pero con contenido

Las resoluciones políticas del Congreso refuerzan el seguidismo a las burguesías de los países latinoamericanos y sus gobiernos. Así, se resaltó el «respaldo a la Unasur, el Mercosur y el Alba como formas de integración regional». Este apoyo a los emprendimientos militaristas timoneados por Brasil -Unasur- o al intercambio parasitario de los capitalistas locales -Mercosur- se complementó con la «defensa» del movimiento estudiantil chileno, recurso demagógico para ensalzar a los otros gobiernos -con quienes «la educación sí estaría bien». Un dato a destacar es que, a pesar de representar bloques continentales divergentes, tanto la Franja Morada como los K destacaron la calidad de las resoluciones. Finalmente, Cristina se abraza con Santos…

Otro aspecto relevante es el salto en calidad que cierto sector de la izquierda dio en el Congreso hacia el apoyo a todos los gobiernos de la región. Los chavistas de La Mella, por ejemplo, destacaron que «las delegaciones venezolana y cubana le dieron un fuerte apoyo al Alba, y también hubo pronunciamientos a favor del Mercosur (…) hoy la situación es distinta y la idea es avanzar en políticas de integración regional» (Página/12, 19/8).

Límites de la cobertura

La capacidad de regimentación del lulismo, stalinismo, los K y demás corrientes gubernamentales fue, sin embargo, limitada. De hecho, existía un malestar con algo que debería ser el colmo: la ausencia de toda visión crítica en un Congreso de la juventud. Muchísimos argentinos, que vinieron desde distintos lugares del país en micros fletados por los K, repudiaban la visión idílica que quería transmitir el encuentro. Así, D’Elía elogiaba en un panel la política de tierras K, pocos días después del asesinato de los ocupantes en Jujuy. Una importante representación chilena, no colonizada por el PC, compartió con nuestra delegación el rechazo a la utilización política de su lucha. «Nos usan para alabar a los gobiernos que también privatizan», dijo un compañero. Tanto es así que el sábado por la noche, trescientos chilenos se organizaron en asamblea para marchar por su lucha, enfrentándose con la dirección de la Oclae, que fue repudiada al intentar abortar la iniciativa «porque no estaba planificada».

Un camino distinto

La delegación de la UJS, presidencia de la Fuba, pudo repartir miles de declaraciones, vender todos los periódicos llevados y establecer una importante cantidad de relaciones sobre la base del rechazo a la cooptación estatal. La rebelión chilena contra la burocracia de la Oclae es una pequeña muestra de la tendencia existente en la juventud latinoamericana, que si profundiza su lucha independiente, junto a la clase obrera, tendrá que sacarse de encima a las direcciones burguesas, nacionalistas y stalinistas del movimiento estudiantil.

En esta nota

También te puede interesar:

Reclaman dispositivos y Wifi para no quedar afuera de la cursada, en los distintos niveles educativos.
La lucha contra la represión y la educación virtual en condiciones.
Masiva participación de les estudiantes por conectividad, becas y universalización del paicor. 
Entrevistas a Gabriela, Daniela y Milagros, referentas de la Juventud del Polo Obrero.
En el marco de una nueva movilización por el ingreso condicional al CBC.
Falta de respuestas del CBC y la FUBA. Conferencia de prensa convocada por los centros estudiantiles combativos