03/06/2015 | 1366

Multimillonarios pierden su fortuna en minutos


La volatilidad de los mercados muestran lo efímero del capital financiero


 


El gobierno informa que las reservas de Argentina son de 32 mil millones de dólares; dos billonarios de Hong Kong perdieron esa suma en pocos minutos.


 


Li Hejun, el hombre más rico de Hong Kong, poseía el 80% de las acciones de Hanergy, las acciones de la empresa subieron 625% durante 2014 y agregaron 160% hasta alcanzar la cima hace una semana. La capitalización de la empresa alcanzó a superar 45 mil millones de dólares, permitiendo a Li Hejun superar a Jack Ma, fundador de Alibaba como el más rico de China.


 


Pero luego de la escalada de las acciones se conoció que más de la mitad de las ventas informadas eran a una empresa vinculada y produciendo sospechas que sólo era una «travesura» contable que ahora son investigadas.


 


La mayor parte de las acciones que poseía Li Hejun, en realidad, fueron compradas con dinero prestado y tenían por garantía acciones de la misma empresa, al caer de precios se activaron ventas automáticamente al esfumarse las garantías. Produciendo una avalancha de ventas que esfumó la riqueza Li Hejun con igual velocidad que la construyó.


 


El apalancamiento y los derivados financieros


 


El crédito barato que los bancos centrales otorgan a los bancos con emisión monetaria han inundado el mercado financiero de dinero barato, el cual ha sido usado en la especulación inmobiliaria y financiera. Los precios de inmuebles y acciones suben desvinculados de su utilidad o los beneficios de las empresas. Un tercio de los londinenses no pueden acceder a todos los gastos ante el alto costo de las viviendas, según un estudio reciente, «genera importantes preguntas si Londres es para cualquiera o se ha transformado en una ciudad para los más ricos» (Financial Times, 20/5).


 


Las acciones suben llevando a las empresas a valuaciones desvinculadas de su capacidad de generar ganancias. Se construyen así las burbujas especulativas en las bolsas de todo el mundo. Las bolsas de China (Shangai, Shentzen y Hong Kong) se encuentran entre las mayores que mayores subas han tenido en meses recientes.


 


Las compras de acciones por parte de las empresas se han convertido en un mecanismo «común» de las mayores empresas, al acceder a créditos baratos e ilimitados que invierten en hacer subir la valuación de la empresa.


 


Los bancos centrales crearon fondos que invierten en acciones y activos financieros, similar comportamiento han seguido fondos de pensión o jubilación buscando mayor rentabilidad ante las bajas tasas de interés. Fondos de 162 países han invertido 29 billones de dólares comprando activos financieros por el equivalente al 40% del producto mundial.


 


Las pérdidas de Li Hejun podrían ser sólo una muestra del riesgo que han asumido las autoridades monetarias en todo el mundo al invertir en un mercado de alta volatilidad.