21/04/2021

“No podemos dejarnos amedrentar por estas empresas capitalistas”

Reportaje a Carolina Hevia, la referente de los repartidores de Colombia que debió exiliarse ante la persecución patronal.

Carolina Hevia es secretaria general del sindicato de trabajadores de plataformas de Colombia (Unidapp), una organización fundada el 8 de octubre de 2020, en coincidencia con un paro internacional de trabajadores de reparto. Ya venían organizándose por sus derechos a través del Movimiento Nacional de Repartidores de Plataformas Digitales, pero aquel día marcó un punto de inflexión.

Carolina constató que uno de los brigadistas de Rappi (personal de seguridad que controla a los trabajadores) que había estado presente en las instalaciones de la oficina donde se fundó el sindicato, empezó a seguirla. En días sucesivos descubrió que eran varios los que seguían sus movimientos, por lo que tomó fotos y videos y radicó una denuncia ante la fiscalía general de Colombia, con copia al Ministerio de Trabajo, la OIT, la ONU y la Acnur (esto último, debido a que es refugiada de origen venezolano). Sin embargo, la fiscalía recién la contactó seis meses más tarde, para informarle que habían asignado una persona al caso, aunque aparentemente ni siquiera habían leído la presentación. “Nunca recibí apoyo del Estado”, señala.

En Colombia, la persecución es extrema. Más de 250 luchadores sociales fueron asesinados en 2020, según el Instituto de Estudios para el Desarrollo de la Paz (Indepaz). Un total de 2.377 referentes sindicales fueron asesinados entre 1973 y 2020, según un informe de la Agencia de Información Laboral (9/4). En el 80% de los casos, a manos de grupos paramilitares y del propio Estado.

En este contexto, Carolina ha debido exiliarse en Ecuador para preservar su vida. Y si bien la persecución despertó temor en las filas del colectivo obrero, no ha podido quebrar la organización.

Uno de los aspectos más importantes de la lucha ha sido la organización de las mujeres, que conforman el 10% de los repartidores, según Carolina. La empresa les niega ciertos recorridos (como supermercados) y les roba las propinas. Se mantienen en contacto por medio de una aplicación para defenderse del acoso por parte de la empresa y clientes.

“No podemos dejarnos amedrentar por estas empresas capitalistas que vulneran los derechos humanos y laborales”, concluye, y se muestra de acuerdo con la iniciativa de una segunda conferencia latinoamericana y de los Estados Unidos que contribuya a forjar un polo de independencia política y de organización de los trabajadores.

La Agrupación de Trabajadores de Reparto (ATR) de Argentina, que forma parte de la Coordinadora Sindical Clasista, está preparando una campaña de solidaridad con Carolina y el 28 realizará una acción frente a la embajada china para denunciar el encarcelamiento y persecución contra los repartidores que pusieron en pie un sindicato independiente en aquel país.

Como dice la canción de Las Manos de Filippi, “organización internacional revolucionaria contra el capital”.

También te puede interesar:

Abajo el gobierno ajustador y represor de Iván Duque.
Bolsonaro organiza marchas. Lula llama a “no perder la esperanza”.
Desde las 18:30, con Pablo Giachello, dirigente del Partido Obrero. Seguila por Facebook Live.
Hay al menos 18 muertos y varias personas están desaparecidas. Sigue la rebelión.
Múltiples pronunciamientos en las redes sociales.
Cae la reforma tributaria. Duque en la picota.