10/02/2021 | 1615

Noticiero internacional

Brasil: huelga contra regreso a clases sin condiciones de seguridad e higiene

Los docentes de San Pablo, nucleados en la APEOESP, resolvieron -en una asamblea virtual (por un 90% de votos a favor)- iniciar una huelga a partir del lunes 8 contra el regreso a clases presenciales sin las condiciones de seguridad e higiene necesarias y sin la vacunación previa del personal.

Los docentes denuncian que a algunas escuelas se ha enviado alcohol en gel vencido y que es insuficiente el personal de limpieza. La decisión de reabrir del gobernador de San Pablo, João Doria (PSDB), se da en un momento crítico de la pandemia en el país vecino. Tanto él como Jair Bolsonaro muestran cada día su despreocupación por la salud de los trabajadores.

Los huelguistas reclaman también la garantía de recursos tecnológicos para la enseñanza virtual de los alumnos, así como seguridad alimentaria y apoyo psicológico.

 

Haití: paro general por la renuncia del presidente Moïse

La Central Nacional de Trabajadores, el Movimiento Unido de Trabajadores Haitianos y otras organizaciones impulsaron un paro general para los días 1° y 2 de febrero en reclamo de la salida del poder del presidente Jovenel Moïse. El acatamiento entre los sindicatos del transporte y docentes fue total, con adhesiones de trabajadores textiles.

Moïse llegó al poder en comicios cuestionados como fraudulentos y viene gobernando a fuerza de decretos. Su principal soporte ha sido el imperialismo norteamericano. Ahora impulsa un referéndum constitucional para reforzar sus atribuciones. El 7 hubo nuevas movilizaciones populares. Sectores del clero advierten la posibilidad de una nueva explosión social.

Más información aquí.

 

India: 10 mil piquetes campesinos

El sábado 6, miles de campesinos realizaron una nueva jornada de bloqueos en la India contra las leyes agrarias que impulsa el gobierno de Narendra Modi (del hinduista BJP). Se estima que hubo 10 mil piquetes en todo el país (Vox, 6/2). La rebelión, que ya lleva varias semanas, es una de las grandes pulseadas de la lucha de clases global.

El gobierno impulsó una política de represión contra el levantamiento. Al no poder sofocarlo, en una de las reuniones de negociación ofreció dilatar la implementación de las leyes. Pero los campesinos se mantienen en lucha, exigiendo su anulación. Las mesas de negociación están estancadas.

Con las nuevas leyes, los campesinos se verían obligados a vender sus cosechas al sector privado, dado que se eliminan las compras por parte del sector estatal, a un precio sostén. Esto podría llevar a la ruina a millones de agricultores pobres.

 

Myanmar: paro general contra el golpe militar

El lunes 8, los trabajadores de Myanmar (ex Birmania, en el Sudeste Asiático) entraron en huelga contra el golpe militar que desalojó del poder la semana pasada a la titular del gobierno, San Suu Kyi, de la Liga Nacional por la Democracia (LND). Participaron trabajadoras de la industria de la confección, maestros y enfermeras, entre otros. El sábado 6 se habían efectuado movilizaciones y cacerolazos, que también contaron con participación obrera. Además, trabajadores de más de 100 hospitales pararon el miércoles 3 y algunos sindicatos docentes anunciaron una campaña de desobediencia civil. Cerca de 70 ingenieros que trabajaban en compañías dominadas por las fuerzas armadas renunciaron a sus puestos (Frontier Myanmar, 3/2).

Las fuerzas armadas, que estuvieron décadas en el poder, iniciaron una apertura controlada en 2011, previa reforma de la Constitución para asegurarse un tercio de las bancas y varios ministerios del gobierno democrático. La LND, ahora perseguida por los militares, llegó al poder en 2015 y compartió con éste la persecución a las minorías étnicas, como los rohingya.

Leé más aquí.

En esta nota

También te puede interesar: