06/04/2006 | 940

«Póquer petrolero»

PDVSA, total y ENI

PDVSA, la petrolera estatal venezolana, tomó el control de dos yacimientos operados por la francesa Total y la italiana Eni, luego de que venciera el plazo legal establecido para la transformación de los “convenios operativos” (con los que venían operando las petroleras) en “empresas mixtas” con la estatal venezolana. Otras 16 petroleras se asociaron con PDVSA (como accionistas minoritarios) para continuar explotando los yacimientos que ya tenían en operaciones.


 


Los “convenios operativos” vigentes hasta el presente habían sido firmados en los 90, cuando el precio del crudo oscilaba entre 10 y 12 dólares por barril; con el precio actual de 65 dólares, las petroleras internacionales estaban realizando un beneficio extraordinario. Al obligarlas a asociarse con PDVSA, Venezuela fuerza a las petroleras a distribuir esa renta extraordinaria con el Estado. En compensación, obtienen un plazo de explotación más prolongado (40 años) y la posibilidad de registrar como propias una parte de las reservas venezolanas. Lo que no es poca cosa.


 


Ahora, dijo Rafael Ramírez, presidente de PDVSA y ministro de Energía y Petróleo, “se abre un proceso para acordar el reconocimiento de las inversiones (realizadas por las petroleras)” (El Universal, Caracas, 4/4). Tanto las cinco empresas que devolvieron sus yacimientos, como Total y Eni, serán “compensadas” por el Estado venezolano; según el monto que alcance, lo que se presenta como una “expropiación” podría terminar siendo un buen negocio para la Total y la Eni. En un comunicado, la empresa italiana señaló que “Eni va a dar un plazo a PDVSA para buscar un acuerdo que cubra sus derechos completos (…) si no se logra un acuerdo, iniciará una acción judicial” (ídem).


 


Por eso, “los expertos petroleros dicen que es muy temprano para decir si estos acontecimientos señalan un deterioro de las relaciones de Venezuela con las petroleras internacionales o una postura pública más firme como una vía para asegurarse mejores condiciones. ‘No está claro todavía si es una declaración de guerra o simplemente otra mano en un juego de póquer’, declaró Luis Pacheco, ex jefe de planificación de PDVSA” (Financial Times, 4/4).

En esta nota