27/06/1995 | 453

Pts: Mutis por el Foro

En el número anterior de Prensa Obrera, un error de redacción, impide comprender la posición del Pts con relación al Foro de San Pablo y a la actuación del PO al respecto. El Pts descalifica nuestra propuesta de que “la clave era expulsar al Movimiento Bolivia Libre, a quienes atacan a obreros huelguistas con los métodos del fascismo” y se burla de nuestra crítica a Solanas y al PC, que se limitan a una “condena política” (es decir verbal) a los represores del MBL.


Todo esto, según el Pts, revelaría la estrechez de miras del PO y hasta encubriría un acuerdo con la mayoría del  Foro. Para el Pts, nos concentramos en el problema “clave” de la “expulsión del MBL”, para omitir lo fundamental: “increíblemente —dice el Pts— no hubo denuncia pública de PO contra el PT… el PO no levantó la voz sobre esto (en referencia a la huelga petrolera en Brasil)”.


A partir de aquí, queda claro por qué endilgamos al Pts, en nuestro artículo anterior, la misma posición de la derecha del Foro, que admitía la crítica al MBL pero no su expulsión. En los pasillos, los delegados de los partidos más reaccionarios del Foro nos decían lo mismo que el Pts, o sea: digan lo quieran,  “denuncien” lo que les parezca y hasta “levanten la voz”, si es necesario; pero, por favor, sólo palabras, giros verbales y buena oratoria, nada de arribar a conclusiones y menos aún a medidas “administrativas”.


¡Expulsar a un represor… una medida administrativa! Esto lo decían elementos de vieja tradición estalinista.  Ahora sabemos que el Pts comparte exactamente el punto de vista de este tipo de gente, que quería reducir nuestro planteo al “discurso”.


Para concluir, recordemos simplemente que la Declaración del PO ante el Vº Encuentro del Foro de San Pablo (ver PO Nº 448, 23/5/95) no solamente denuncia a los principales partidos del Foro, sino al conjunto de éste, mostrando cómo sus limitaciones centroizquierdistas y democratizantes se tienden a convertir en contrarrevolucionarias.


Sobre esto, el Pts no tiene nada que decir.

En esta nota