19/02/1998 | 574

Quién inspecciona a los Estados Unidos

Mientras prepara una masacre contra Irak en defensa del derecho irrestricto de las Naciones Unidas a inspeccionar las instalaciones militares de Saddam Hussein, Estados Unidos ha diseñado una legislación que niega la posibilidad de ese control sobre sus propios arsenales químicos.


De acuerdo a lo que informa el diario inglés The Guardian (14/2), «la cláusula 307 de la ley norteamericana estipula: ‘El presidente puede denegar un pedido para inspeccionar cualquier instalación en los Estados Unidos en los casos en que el presidente determine que la inspección puede plantear una amenaza a los intereses de la seguridad nacional de los Estados Unidos’». Precisamente, lo que alega el gobierno iraquí contra la presencia de espías norteamericanos entre los inspectores de la ONU.


En otra sección de la ley, titulada «No Sujeta a Revisión Judicial», se especifica que «cualquier objeción del presidente a un individuo que actúe como inspector… no podrá ser revisada en ninguna corte». Otras disposiciones del texto exceptúan de la inspección a compañías privadas y en el caso de toxinas que sean subproductos. El año pasado, el gobierno Clinton rechazó a dos inspectores internacionales, porque eran, respectivamente, cubano e iraní.


La inmoralidad de la conducta del imperialismo no se limita a esto, ya que hay que añadir que el arsenal bacteriológico que pueda tener Irak fue provisto por Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania, principalmente, para que pudiera ser usado por Saddam en la guerra contra Irán y, al finalizar la guerra del Golfo, contra las poblaciones shiitas y kurdas que se habían sublevado contra el gobierno iraquí.

También te puede interesar:

La complicidad de los presidentes López Obrador y Giammattei.
Por encargo norteamericano, la inteligencia danesa monitoreaba a líderes del viejo continente.
Crecen las acciones de lucha en apoyo al pueblo palestino.
Brasil - Estados Unidos - Canadá - India.
No hay igualdad entre oprimidos y opresores. Abajo la masacre sionista sobre Palestina.