24/01/1998 | 572

Reclaman el indulto para los autores del secuestro de Abilio Diniz

Por

Compañeros:


Desde la Penitenciaría del Estado de San Pablo, lugar donde nos encontramos prisioneros desde diciembre del 89, les hacemos llegar nuestro caluroso y fraternal abrazo, a la vez que les agradecemos la posibilidad de exponer nuestro caso en vuestra prensa. Fuimos detenidos al intentar realizar una acción cuyo objetivo era reunir fondos para el FMLN de El Salvador. Dicha acción consistió en el secuestro del empresario Abilio Diniz, dueño de “Pan de Azúcar”, la mayor cadena de hipermercados brasileños. Fracasada la misma, sin que se deban lamentar víctimas mortales o heridos, salvo cinco compañeros salvajemente torturados, caímos presos diez de los diecinueve miembros del comando (cinco chilenos, dos canadienses, dos argentinos, y un brasileño), todos militantes del MIR chileno y de las FPL salvadoreñas.


Con la intención de no perjudicar el proceso de paz que se iniciaba en El Salvador y la reinserción del MIR en Chile, y por obvias razones de seguridad, nosotros asumimos solos la total responsabilidad de la acción. Este hecho nos costó largos años de aislamiento y perjudicó seriamente nuestra defensa. Fuimos tratados como bandidos, provocadores, y hasta agentes de una supuesta “red internacional de terroristas”. Nos descalificó la izquierda, el centro y la derecha. Se nos impusieron condenas de 26 y 28 años, hecho que no tiene antecedentes en toda la historia jurídica de este país; ni siquiera por hechos aberrantes como el asesinato de Chico Mendes o el de Miriam Brandão, una niña de cinco años que fue violada, muerta y quemada, recibieron sentencias superiores a las nuestras. Transcurridos ocho años, se nos niega el acceso a un régimen de prisión menos severo y con salidas transitorias —un beneficio que por ley es otorgado al cumplirse 1/6 de la condena—, soñar con la libertad condicional es algo más que una utopía. Después de agotar todas las instancias jurídicas sin ningún resultado positivo, estamos convencidos de que la única salida es política. En 1996, el MIR reconoció política y militarmente la acción y tomó más fuerza la pelea por nuestra libertad. En ella contamos con el apoyo de los gobiernos de Canadá, Chile e Italia. También trabajan por una solución para nuestro caso, parlamentarios de Uruguay, México y Brasil, además del Parlatino, Don Paulo Evaristo Arms, la Comisión de DD.HH. del Parlamento brasileño y numerosas organizaciones y activistas de derechos humanos. El gobierno argentino nunca se ha manifestado al respecto, tampoco ningún diputado o senador. La Campaña impulsada hoy es “Por la expulsión de los extranjeros y el indulto para el brasileño del caso: Secuestro de Abilio Diniz”. Esta ha servido para romper el aislamiento y gracias a su desarrollo actual tiene serias posi­bilidades de verse coronada por el éxito, siempre y cuando logremos intensificarla durante estos meses, ya que en 1998 en Brasil habrá elecciones generales. En Argentina contamos con el respaldo de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Comisión por la libertad de los presos políticos, el grupo católico Fraternidad de Jesús y las Madres de Plaza de Mayo — Línea Fundadora — , entre otros compañeros y amigos, pero necesitamos que este apoyo se extienda y multiplique, expresándose en cartas al Presidente Fernando Henrique Cardoso, Palacio de Planalto, Brasilia D.F., CEP 70150-900, fax: (061) 226-7566.


Somos conscientes de nuestros errores, y ya al comienzo de esta historia los hemos asumido sincera y autocríticamente, desde un punto de vista político y humano; pero ello no significa que renunciemos a los principios de solidaridad internacionalista y a las motivaciones políticas que condujeron nuestros pasos. En nombre de esa solidaridad y de los principios por los que luchamos, nos dirigimos a ustedes con la certeza de que seremos escuchados.


Reciban un revolucionario abrazo de los presos políticos de San Pablo.


•Humberto Paz (argentino) • Héctor Collante (chileno) • Ulises Gallardo Acevedo (chileno) • David Sfencer (canadiense) • Pedro Fernández L. (chileno) •Christini Lámont (canadiense) • María Emilia Marchi (chilena) •Sergio Olivares (chileno) • Horacio Eduardo Paz (argentino) •Raimundo Roselio Freire Costa (BRASILEÑO)

También te puede interesar:

La ministra de salud se ocupa de aleccionar a los trabajadores pero no del colapso sanitario.
Participaron de la rebelión educativa que en el 2018 ocupó el Pabellón Argentina.
Son trabajadores autoconvocados que prestan servicio en el Hospital Regional de Río Gallegos.
Una causa armada pára perseguir a los trabajadores.
Nos movilizamos el 11 de octubre, en repudio a la persecución.