03/02/1993 | 382

Repudiemos la agresion imperialista al pueblo iraqui

Aviones yankis, franceses e ingleses han lanzado, con el visto bueno de la ONU, sucesivos ataques contra el territorio y pueblo de Irak, agrediendo así al conjunto de la nación árabe.


Bush y Clinton, con el apoyo de la mayoría de los gobiernos patronales y burocráticos del mundo, desde el “socialista” Felipe González hasta los conservadores ingleses pasando por los burócratas restauradores chinos y rusos, y sirvientes incondicionales de los yankis, como Menem y su gobierno, intentan imponer con la fuerza de los misiles la supremacía del imperio, amedrentando a los pueblos que se animen a cuestionar a los patrones del mundo.


Ante esta confrontación militar, las Organizaciones abajo firmantes no tenemos ninguna duda en dónde ubicarnos: estamos con Irak contra los agresores imperialistas.


Sin ninguna coincidencia política con el gobierno de Sadam Hussein, que denunciamos por sojuzgar a su propio pueblo, masacrar kurdos y chiítas, y ser responsable de la derrota militar de la guerra anterior, llamamos a ponerse del lado del pueblo iraquí y movilizarse para detener la agresión y lograr la expulsión de las tropas agresoras del Golfo Pérsico.


Los mismos que invadieron Panamá pisoteando los derechos y libertades del pueblo centroamericano, intervienen en Somalía con la excusa de “luchar contra el hambre”, amenazan con profundizar la intervención en la ex Yugoslavia, y atacan a Irak con la excusa de “proteger a kurdos y chiítas”.


Esto es una gran hipocresía. En Somalía desembarcan pertrechos militares en vez de los prometidos alimentos.


Las fuerzas militares de la ONU actuan en abierta complicidad, cuando las tropas serbias masacran a los musulmanes en Sarajevo.


Esta vez la hipocresía llega al colmo. Cuando el ejército turco invade Irak desde el Norte, entrando en la “zona de exclusión” para masacrar a los kurdos que luchan por su independencia nacional, la ONU mira para otro lado.


La misma ONU que avala en los hechos al gobierno sionista de Israel por la deportación al mejor estilo “nazi fascista” de 400 palestinos a las montañas.


Los imperialistas sólo defienden sus intereses y posiciones estratégicas, de rapiña y lucro, y tratan de sofocar las luchas obreras y populares, o cualquier amago de independencia.


No hay diferencia entre Bush y Clinton


Sadam Hussein busca “congraciarse” con el nuevo gobierno yanqui, creyendo ver la posibilidad de sacar provecho.


Clinton y la ONU dejarán de agredir a Irak si su gobierno se subordina disciplinadamente a las resoluciones de la ONU y el imperialismo, o éstos son derrotados por la movilización revolucionaria del pueblo iraquí y el resto de los pueblos. Camino que no es el que eligió Sadam.


Clinton, aplicará el garrote cuando sea necesario, y negociará cuando le convenga, pero lo que no dejará de hacer es DEFENDER los mismos intereses que anteriormente defendió Bush.


Para esto necesita imponer planes de hambre y miseria cada vez más duros, empezando en su propio país, para continuar en las semicolonias como la nuestra, y así poder asegurar el ingreso de las divisas para seguir engordando a los burgueses imperialistas.


Menem, ¡sirviente del imperio!


En nuestro país, es el gobierno de Menem-Cavallo-Todman, el encargado de llevar adelante esta política.


Por eso Menem no duda un segundo en dónde alinearse: se puso del lado de su amo yanki, dispuesto como ayer a enviar armas y soldados a donde le ordenen.


No tiene ningún reparo en compartir las “tareas” con los gurkas que mataron a nuestros soldados en Malvinas, como actualmente lo hacen en Croacia, y en las 11 misiones militares en las que participan los mercenarios a su mando.


Hacemos un llamado a las Organizaciones Sociales, Políticas y Sindicales, a las personalidades, a los trabajadores y al pueblo a ponerse en este lado de la pelea, condenando la agresión armada y movilizándose en su contra.


Es una necesidad y tarea de la hora enfrentar y derrotar al imperialismo y sus lacayos nacionales, liquidando el sometimiento que imponen a todos los trabajadores y pueblos del mundo, para aplicar sus planes de hambre y explotación.


¡Alto a la agresión al pueblo de Irak!


¡Fuera las tropas imperialistas y de la ONU del Golfo Pérsico, Panamá, Somalía y la ex Yugoslavia!


¡Repudiemos al gobierno de Menem, sirviente del imperialismo!


¡Que regresen las tropas argentinas de Croacia y las 11 “misiones” militares encomendadas por la ONU!


 


Movimiento al Socialismo


Movimiento Socialista de los Trabajadores


Partido Obrero


Liga Socialista Revolucionaria


Partido de los Trabajadores por el Socialismo

En esta nota

También te puede interesar:

Un punto muerto entre la crisis capitalista y la guerra comercial entre las potencias imperialistas.
La conferencia de la ONU en Glasgow augura un nuevo fracaso, en medio de la crisis capitalista y la guerra comercial.
Cientos de miles de jóvenes manifiestan su desconfianza con los gobiernos capitalistas.
Un panel de científicos alerta sobre los desastres "sin precedentes" que se avecinan.