19/07/2001 | 714

Savas Matsas en Rusia

Por Editor

A continuación presentamos a nuestros lectores un resumen de la carta enviada por el compañero Michael Savas Matsas, del Partido Revolucionario de los Trabajadores (EEK) de Grecia, en la que informa sobre la actividad política que desarrolló a fines de junio en Rusia.


«Del 20 al 25 de junio, estuve en Moscú invitado por la Comisión de Ciencias de la Duma del Estado y la revista de izquierda Alternativa para participar en una Conferencia Internacional en ocasión del 10º aniversario de la desintegración de la URSS.


«A pesar de la apariencia de ‘normalización’ de la situación bajo Putin, la atmósfera social y política es pesada. La Ley de la Tierra y el nuevo Código del Trabajo se han convertido en dos puntos claves en la vía hacia la restauración capitalista así como también en epicentro de tensiones y confrontaciones (…) el trueque sigue siendo muy importante en el intercambio, hay retrasos en los pagos, y los servicios sociales, la vivienda, el transporte, etc. todavía están fuertemente subsidiados por el Estado. Estamos muy lejos de la restauración capitalista; de hecho, no asistimos a la transición hacia el capitalismo sino a la crisis de la transición, a una ‘transición congelada’, a un proceso de desintegración. Después de la cesación de pagos de 1998, se han dado pasos hacia la re-nacionalización y centralización de las ramas estratégicas, especialmente en las industrias extractivas y de energía.


«Mi visita coincidió con la publicación en ruso de mi folleto Sobre la crisis de la transición (en la URSS y en el ex espacio soviético), que fue bien recibido.


«La Conferencia Internacional se realizó en la Biblioteca Nacional de Rusia (antigua Biblioteca Lenin), con la presencia de unas 500 personas y expositores de más de ocho países.


«En la primera sesión presenté mi trabajo La crisis mundial del capitalismo y la URSS. Insistí en las implicancias de la recesión de la economía norteamericana, y su impacto sobre Europa, Japón y la economía mundial, incluyendo a Rusia. Si la crisis financiera de 1997 encontró a Rusia extremadamente vulnerable, ahora que la crisis mundial ha alcanzado su epicentro (los Estados Unidos), Rusia se vuelve otra vez muy vulnerable y volátil: una nueva explosión, peor que la de 1998, está por delante. La recepción del público fue muy cálida.


«En la segunda sesión, se realizó una mesa redonda con dos expositores que representaban los puntos de vista tradicionales de la intelectualidad rusa: europeistas y eslavófilos. Intervine oponiéndome a ambos, analizando la fetichización de la oposición Este/Oeste y la fetichización del Estado, tanto bajo el stalinismo como ahora con Putin. Esto me llevó a plantear la vigencia de la revolución permanente en la Rusia actual. Un grupo de intelectuales de Rusia, Ucrania y Moldavia apoyaron nuestras posiciones (luego fui invitado a Kiev a dar una serie de conferencias sobre marxismo).


«También participé en un Teatro de ideas vivientes, donde los personajes de un drama histórico son representados por sus actuales seguidores. Los personajes eran Trotsky, Stalin y Bujarin. Se me pidió que improvisara un personaje. Decidí elegir el de un guerrillero comunista griego durante la ocupación nazi. Denuncié a Stalin y al stalinismo por la traición de la revolución griega y balcánica en el altar del acuerdo de Yalta con el imperialismo. Los aplausos fueron estruendosos.


«También mantuve reuniones con representantes de distintos partidos y grupos.


«Me reuní con los dirigentes del CWI (Comité por una Internacional Obrera) en Rusia y en Ucrania. Les expliqué nuestra lucha por la refundación de la IV Internacional y la actitud negativa del CWI, incluyendo a su observador en nuestra reunión internacional de Atenas (1999). Quedaron estupefactos cuando les informé que el CWI reivindica la existencia de ‘una Israel socialista junto a una Palestina socialista’. Afortunadamente tenía a mano materiales del CWI, ya que no me creyeron…


«Elementos marxistas del Partido Socialista y del Partido Comunista de Moldavia me propusieron que la próxima Conferencia de nuestro Centro Socialista Balcánico Christian Rakovsky se realice en la capital de su país.


«Tuve una muy camaraderil discusión con el compañero Abramson del Partido Regional de los Comunistas (Leningrado). Nos propuso que organicemos en conjunto *el Centro Rakovsky, el PRC y la revista Alternativa* un seminario internacional en Moscú en ocasión del 85º aniversario de la Revolución de Octubre.


«Mantuve una discusión con los dirigentes del Partido de los Comunistas Rusos (del cual se han escindido los compañeros del PRC de Leningrado). Les expliqué pacientemente por qué luchamos por refundar la IV Internacional (y no la V Internacional).


«Este es apenas el resumen de un trabajo intenso, y que espero fructífero, por la refundación de la IV Internacional.

En esta nota