01/12/2021 | 1633

También en Argentina, votar contra Kast y el pinochetismo

Andrés Ojo Obrero fotografía

El balotaje del 19 de diciembre está concentrando todas las miradas. La posibilidad de un triunfo electoral de la ultraderecha de José Antonio Kast -una variante bolsonarista- sería un golpe contra las perspectivas de la rebelión popular, en Chile, en Argentina y en toda Latinoamérica.

Como plantea la Fuerza 18 de Octubre, combatimos a la ultraderecha pinochetista «en las urnas y en las calles». Nos servimos del voto a Gabriel Boric, pero sin ninguna solidaridad con su espacio político. Al revés, desarrollamos un programa propio, en las calles, junto a las organizaciones combativas. No puede dejarse de lado que el planteo económico de Kast, un profundo ataque a los trabajadores, es un calco de las exigencias del FMI al gobierno argentino -que todos los bloques de la burguesía se han comprometido a honrar. Allí encontramos el retorno al régimen de jubilaciones privadas, los despidos baratos y el fin de los convenios colectivos, la entrega de los recursos naturales a los pulpos contaminantes.

El presidente Alberto Fernández viene de acompañar los operativos represivos en el sur contra las comunidades mapuches, que Kast prometió intensificar. «Es más lo que nos une que lo que nos separa», había declarado Alberto tras la entrevista con su par chileno Sebastián Piñera, quien mantiene encarcelados a miles de luchadores populares de las revueltas. La crítica del kirchnerismo a Kast y a la ultraderecha pinochetista es solo de palabra.

Desde el Partido Obrero acompañamos la lucha de los trabajadores y el pueblo chileno por sacarse de encima al pinochetismo y a todos quienes avalaron su régimen durante 30 años. El voto contra Kast, sin ninguna confianza en Boric y con un programa revolucionario propio, también será impulsado en Argentina, con asambleas y actividades públicas, trabajando activamente en las concentraciones migrantes del país.

En esta nota

También te puede interesar:

La catástrofe ambiental y la responsabilidad estatal.
Un panorama de la lucha del movimiento de mujeres y diversidades en el continente.
La Iglesia salpicada de abusos sexuales.
Para conquistar las demandas populares son necesarias la organización y la lucha independientes.
Lxs trabajadorxs debemos organizarnos de forma independiente para imponer nuestros reclamos.