19/07/2007 | 1001

Un cambalache de camarillas

El cierre de la presentación de listas para las elecciones del próximo 2 de septiembre terminó de definir el panorama electoral cordobés. A través de la llamada “sumatoria de votos”, en la que varios partidos pueden ir con los mismos candidatos en todos o algunos de los tramos, la fórmula oficial es repetida en todos sus tramos por 12 partidos que van desde el PJ y el kirchnerismo hasta la UCeDé y el partido de Cavallo. Juez, por su lado, ha aceptado que su postulación sea llevada por siete partidos que presentan cinco listas de legisladores diferentes y que esperan entrar a la Legislatura a través de la confusión. Este ómnibus incluye un acuerdo entre el Partido Comunista y el Socialista, que apoyarán a Juez con una lista propia de legisladores; lo mismo han hecho Libres de Sur y el Frente Grande.


El ARI y Recrear van colgados del candidato a Gobernador de la UCR, Mario Negri.


El FIT es la alternativa


Frente al cambalache de camarillas, de oficialistas y opositores, el FIT se postula como una oposición obrera. Esto provoca el creciente acercamiento de los activistas de los distintos sectores populares: docentes, telefónicos, obreros fabriles, jubilados, desocupados, trabajadores de la salud, intelectuales, artistas, etc.


El resto de la izquierda ha seguido el derrotero del juecismo. El PC directamente llevándolo en la boleta. El MST buscando, con sus recursos, ponerse como un obstáculo al desarrollo electoral del FIT. El otro caso es el del PTS que ha decidido no integrar el FIT.


Queda un mes y medio de campaña para que el FIT llegue a todos los trabajadores de la provincia y corone un bloque de la izquierda y los trabajadores en la próxima Legislatura.