01/07/2004 | 857

Un Frente Amplio hasta Wall Street

Aún no se sabe quién será el próximo presidente de Uruguay, cuyas elecciones son en octubre. Pero sí el nombre del futuro ministro de Economía: Enrique Iglesias, actual presidente del BID, el Banco Interamericano de Desarrollo.


Todos los candidatos presidenciales, y en primera fila Tabaré Vázquez, candidato del Frente Amplio-Encuentro Progresista-Nueva Mayoría, han coincidido en ofrecer el cargo a quien califican como “el uruguayo más exitoso en el exterior”.


¿Cuál es el “éxito” de Iglesias?


Es nada más ni nada menos que un representante directo y personal del imperialismo norteamericano, de Wall Street y del capital financiero yanqui, en cuyo nombre y beneficio preside el BID. Ya va por su cuarto mandato como presidente del banco, gracias al inconmovible respaldo de la Casa Blanca y los bancos norteamericanos.


Iglesias “supo” ganárselo. Como presidente del BID, y antes como funcionario del banco, es uno de los responsables directos del endeudamiento externo de los países latinoamericanos y de la subordinación de nuestros países al capital financiero internacional, en particular el norteamericano. El “éxito” de Iglesias ha significado la ruina de los pueblos del continente.


El “izquierdista” Tabaré eligió como candidato para el principal ministerio no sólo al mismo hombre que eligieron los candidatos blancos y colorados. Eligió, por sobre todo, al uruguayo que goza de más confianza en las filas del imperialismo y los banqueros. El inefable Danilo Astori, uno de los principales dirigentes del FA-EP-NM, tuvo el caradurismo de afirmar que Iglesias “sería el mejor ministro (…) si queremos transformaciones” (Página/12, 22/6).


Como en toda cuestión de relevancia, aquí también la llamada “izquierda del FA” guarda un silencio cómplice.