07/04/2011 | 1171

Congreso de la Fuba

16 de abril en Medicina

El próximo 16 de abril tendrá lugar el Congreso para renovar autoridades de la Federación Universitaria de Buenos Aires. Las elecciones del año pasado, cuyos resultados son la base de la distribución proporcional de los delegados, reflejaron un avance del bloque de izquierda e independiente sobre la Franja Morada y sus colectoras (MNR-Partido Socialista). Dos centros de estudiantes dejaron de estar dirigidos por los radicales: Ciencias Médicas -una de las facultades más grandes del país- y Farmacia. De esta manera, nueve sobre trece centros están dirigidos por las fuerzas que integramos la actual conducción de la Fuba. De cara al Congreso, este cuadro plantea la continuidad de una Fuba conducida por un frente de izquierda, sin compromisos con el gobierno, la oposición patronal y las autoridades: las pasadas intentonas de paralelizar la Federación (que siempre fracasaron, por cierto), hoy tienen menos espacio que nunca.

Los K, furgón de cola

Las fuerzas kirchneristas llegan al Congreso a la retranca. La Cámpora obtuvo votaciones en general bajas, a pesar del enorme despliegue de recursos invertido. Los K se destacaron -en Sociales y Filo- de la mano de las autoridades y de la reacción «antitomas de facultades»; en cualquier caso, la suma de sus delegados los coloca en tercer lugar, siempre y cuando actúen como un bloque. La fuerza con más delegados dentro del «espacio» K es la colectora sabbattellista, que tiene sus propias peleas con La Cámpora de Recalde y compañía, incluso a golpes. O sea que la crisis disolvente dentro del gobierno se refleja en el terreno de la juventud.

El dilema de Proyecto Sur

Proyecto Sur, el año pasado, dejó de votar al frente de izquierda en la Fuba a último momento, luego de un «telefonazo» del propio Pino. Actualmente, es una colectora explícita del frente UCR-PS en Santa Fe y discute un armado similar para la Ciudad de Buenos Aires. En la Universidad, esto implicaría un frente con la Franja Morada y demás. Se trata de una crisis de definiciones, también, para la izquierda que se sumó a Proyecto Sur y que hoy integra la conducción de la Fuba.

Un Congreso de debate y acción

La convocatoria de la junta representativa, para el 16, estipula la realización simultánea de jornadas abiertas de debate y resolución desde el jueves 14 hasta el Congreso inclusive, en función discutir las tareas y posicionamientos de la Fuba. Entendemos que este Congreso debe transformarse en un acontecimiento político en el que el movimiento estudiantil se meta de lleno en los problemas que sufre la juventud trabajadora. En este sentido, propondremos a la Fuba una campaña contra la precariedad laboral y el tercerismo, que encuentra entre sus principales víctimas a los jóvenes; el 80% de los estudiantes de la UBA trabaja. La defección de la burocracia sindical plantea objetivamente la posibilidad de que la Fuba recoja el guante y se ponga a la cabeza de organizar esta lucha. Al mismo tiempo, la Federación discutirá una campaña por el desmantelamiento del régimen noventista de la LES y la Coneau. El gobierno K acuerda con Menem en La Rioja y mantiene vigente -con sus consecuencias privatistas actuando a fondo- las leyes educativas que éste estableció.

Más Fuba independiente

La UJS-Partido Obrero, que sigue siendo la fuerza con más delegados del bloque independiente y con más presidencias -cinco- de toda la UBA, se propone trabajar por convertir al Congreso en una instancia de organización de la juventud que trabaja y estudia contra las políticas que degradan ambas cuestiones -todas ellas sostenidas por el gobierno K y su oposición, que de hecho cogobiernan la UBA. Sólo una Fuba conducida por un bloque independiente de esta política -o sea de los K, la derecha y las camarillas de la UBA- puede llevar adelante una lucha transformadora.

En esta nota

También te puede interesar:

Un nuevo sistema de ingreso hecho a la medida del ajuste.
Organicémonos frente a la entrega educativa que el gobierno prepara para el FMI.
El CEFYL acentúa su rol de parálisis sobre el estudiantado.
Desarrollemos una campaña en toda la universidad, en la virtualidad y en las calles, para poner en pie un movimiento independiente que ponga en la agenda de la UNGS la lucha contra el ajuste.
Por la organización independiente de la juventud, para enfrentar al gobierno y al FMI.
Los centros de estudiantes y organizaciones peronistas del lado del gobierno que ajusta y desaloja.