29/10/2013 | 1291

El Pelle también votó por la izquierda

Sumemos a los preuniversitarios a la lucha por la democratización
Por Lorenzo Mazzocco (UJS Pelle) La Izquierda al Frente (UJS-PO + independientes)

El viernes 25 de octubre se realizaron las elecciones del Centro de Estudiantes del Carlos Pellegrini (Cecap). La campaña estuvo marcada por la experiencia de lucha del último cuatrimestre, cuando fue tomado el Pelle junto a otros 16 colegios para rechazar la reforma (anti)educativa dictada por el gobierno nacional e implementada en la Ciudad por el macrismo.


El resultado de las elecciones ratificó a la "Lista 39" con 624 votos (31%), una agrupación independiente que estuvo al frente del centro durante el proceso de lucha. Muy lejos quedaron los K de Unidos y Organizados, que se tuvieron que conformar con 461 votos (el 23%). El frente compuesto por La Cámpora y el PCCE, a pesar de contar con una considerable cantidad de militantes, se topa con el límite infranqueable de la masa del colegio. Un sector del estudiantado fue a las urnas para evitar que el Cecap cayera en manos de "los soldados de Chevron". Más abajo quedaron Cambalache (229 votos, 11%) -agrupación del Gleyzer y La Mella, que venía de dirigir el centro en 2012-, y La Creciente (124 votos, 6%), que se esforzó por disimular su dependencia de Nuevo Encuentro. Ambas listas fueron superadas por la Spiderman (280 votos, 14%), una agrupación en joda.


La campaña de la UJS


Nuestra agrupación, La Izquierda al Frente (UJS-PO + independientes), hizo su debut electoral con 119 votos (6%), que nos permitieron conquistar una vocalía y volver a ser parte, tras dos años de ausencia, de la Comisión Directiva del Cecap. Nuestra participación apuntó a politizar la elección, poniendo el acento en los grandes problemas del colegio. Sólo nosotros denunciamos el ahogo presupuestario vigente, que ha forzado el incremento constante de la cuota de la cooperadora para financiar los gastos corrientes y de mantenimiento. También fuimos los únicos en denunciar la precarización laboral que sufren nuestros docentes.


Desde la gran lucha de estudiantes, docentes, no docentes y padres del año 2007, cuando arrancamos la titularización de la mitad de la planta docente, el Rectorado de la UBA no ha titularizado a un sólo profesor más; al revés se ha profundizado la contratación de nuevos docentes en calidad de "interinos". Por último, hicimos hincapié en la situación del bar de la escuela, que fue entregado a una ONG ligada a Alicia Kirchner. Bajo la pantalla de la "inclusión social", esta ONG superexplota a jóvenes discapacitados con salarios de 1.400 pesos por nueve horas. Cuando una compañera contratada, Florencia, denunció esta situación infame, fue automáticamente trasladada a las instalaciones de la ONG en Tecnópolis y luego despedida. La UJS propuso en la campaña una acción conjunta del centro y los trabajadores del bar, para defender su derecho a sindicalizarse y exigir el pase a planta permanente del Pelle bajo el convenio no docente. De este breve diagnóstico de la realidad del colegio y la responsabilidad de las autoridades designadas por el Consejo Superior, derivamos la necesidad de retomar la lucha por la democratización del Pelle y de la UBA, en común con el conjunto del movimiento universitario.


Tareas y desafíos


La gran conquista de nuestra campaña es el nuevo reagrupamiento militante en el Pelle, al punto que duplicamos nuestra fuerza a lo largo elección. Los planteos que hicimos y la agenda que planteamos tuvieron una gran recepción entre el alumnado. Ahora, nuestro gran desafío es sumar al colegio a la lucha de toda la UBA por la democratización. Como en el pasado, es necesario que la fuerza de los preuniversitarios se una a la del conjunto de la UBA que pelea por barrer con las camarillas empresariales, que ofician de correa de trasmisión de los grandes intereses capitalistas en la universidad. Con el Nacional Buenos Aires, la Fuba, la AGD y los ocho centros conquistados por la izquierda, vamos a la lucha por una asamblea soberana que reforme los estatutos e implante los principios de la democracia en la UBA, particularmente violados en el caso de los colegios preuniversitarios. ¡Esto recién empieza!

En esta nota