Juventud

8/11/2007

|
1016

El PTS, al servicio de la derecha

El PTS ha sacado un balance particular de las elecciones en el Centro de Estudiantes del Pellegrini. Se lamentan por el triunfo del kirchnerismo, y explican que gran parte de la responsabilidad en el mismo recae en el FEL. Nos acusan de tener “una metodología con marcados rasgos burocráticos” y de no ser independientes de las camarillas. Nuestro peor crimen, con todo, fue haber sido responsables de que “no exista una opción unitaria del activismo combativo” por haber sido “indiferentes a nuestro llamado (del PTS) de realizar una lista unitaria del activismo combativo”.


La realidad es la siguiente. La Lista 11, dirigida por el PTS, sacó poco más de 60 votos. El FEL sacó 700. El PTS había llamado al FEL a armar una “lista única del activismo combativo”, diluyendo al FEL dentro de ese armado. La respuesta fue clara: el activismo combativo hoy en día se nuclea en el FEL; que la lista del PTS llame a votar al FEL e incluso integre la lista con alguno de sus candidatos. El PTS se negó, incluso cuando una agrupación independiente de “activistas combativos” (la Lista 8) llamó a votar al FEL e integró a algunos de sus militantes como candidatos. La “lista única del activismo combativo” no era más que otro delirio del PTS para justificar el más puro y brutal divisionismo al servicio del aparatito.


La campaña de la Lista 11 se centró en atacarnos a nosotros, calificándonos de “gakistas” (¡nada menos!), “antidemocráticos” y “burocráticos” (cuando todas las decisiones importantes fueron tomadas en asambleas y en votaciones en los cursos); y en explicar cómo el Consejo Directivo significa cambiar el Pelle de raíz a través de la reforma del plan de estudios para… estudiar a Marx y a la Revolución Rusa. Con estos planteos pretenden hacer creer que querían un frente único con nosotros.


Es decir, en un cuadro en que el kirchnerismo podía ganar el Centro, el PTS atacaba al FEL y poco y nada decía en su plataforma de la Lista 9. Para esta secta es lo mismo, más allá de los lamentos en su periódico, una agrupación de lucha e independiente de las camarillas, que una agrupación dirigida por el kirchnerismo.