26/09/2013 | 1287

Fadu-UBA: lock-out de las autoridades para imponer la Coneau

Por Maia B
Consejera directiva por el Claustro Estudiantil

El 19 de septiembre tuvo lugar una movilización protagonizada por el Centro de Estudiantes de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (Ceadig), la Fuba y los centros combativos. En las puertas del Consejo Directivo, reclamamos la derogación de un decreto del decano, que iniciaba la acreditación a la Coneau. Para elevar esa resolución, las autoridades de la Fadu habían tratado el punto en una reunión de Comisión de Enseñanza sin participación de la representación estudiantil. Los métodos antidemocráticos se corresponden con la aplicación de una política privatista que fue sistemáticamente rechazada por la masa estudiantil de la Facultad.


Las camarillas de Fadu, que reproducen el acuerdo de gestión de la UBA -tenemos un decano K y funcionarios radicales y macristas-, pretenden avanzar cuando la votación los desautorizó. Hace pocas semanas se realizaron elecciones y tanto el Centro como la mayoría en el Consejo fue ganada por quienes rechazamos su política. La camarilla que maneja la facultad busca mostrarse como "eficaz" para doblegar al movimiento estudiantil y aplicar un recorte de contenidos. Quiere ganar, de este modo, el apoyo del gobierno y el rectorado para la reelección del decano.


Provocación de la gestión


El decano y su camarilla fracasaron en su intentona, y levantaron la sesión. Sin embargo, lo hicieron montando una doble provocación. Por un lado, asegurando "que no podían tratarse temas importantes para la vida institucional de la Facultad" -algo falso, porque el reclamo era la suspensión de un único punto.


Por el otro, al retirarse del salón de Consejo colocaron a trabajadores no docentes como fuerza de choque, induciendo a una serie de empujones. La puesta en escena estaba montada, al punto que luego de eso la gestión tomó una resolución inaudita: el cierre de la facultad para el día siguiente, dejando sin clases a miles de compañeros de la Fadu y del CBC. Buscaron generar descontento y colocar a la masa estudiantil contra sus organizaciones -una medida típicamente derechista. Para esto, contaron con el acuerdo de la comisión interna no docente, alineada con la burocracia de Apuba.


Cómo seguimos


Está planteada una gran lucha, no sólo para proseguir con el rechazo a una acreditación que responde al Banco Mundial, sino también para desarmar la campaña macartista de la gestión. Sólo profundizando la organización y movilización estudiantil derrotaremos a los enemigos de la educación pública, y defenderemos las carreras.

En esta nota

También te puede interesar:

Tras consolidarse un ajuste de al menos un 20% en 2021, el próximo año traerá un aumento del 26,5% con una inflación prevista del 33%.
Luego de que las autoridades los eliminaran arbitrariamente por dos años, esta semana comenzaron los exámenes promocionales.
A raíz de una propuesta impulsada por la UJS y por las fuerzas del FIT-U.
Asamblea y movilización por lo nuestro.