01/11/2012 | 1246

Iuna: guerra de camarillas K por el control de los negociados privatistas

EXCLUSIVO DE INTERNET


La Mella le hace el juego al Rectorado y el Ministerio


El jueves 25 de octubre durante una sesión del consejo superior del Iuna que trataba el inicio de una causa al decano del Departamento de Visuales, Julio Flores, irrumpió en el recinto una patota de No Docentes del gremio ATE. Enmascarados, con narices artificiales o gorritos y lentes oscuros, los patoteros descargaron matafuegos contra los consejeros. El contenido de los matafuegos no era el habitual, tenía agregado excremento (sí, eso, mierda). Al marrón rociado sobre los participantes, los patoteros agregaron gases lacrimógenos. La patota de Flores defendía la caja de la que muerde. El faccionalismo entre las camarillas K del Iuna no es nuevo, pero ahora ha entrado en una nueva etapa. Ya no hay convivencia posible. El Rectorado, con la venia del Ministerio y el apoyo de las agrupaciones estudiantiles ligadas al gobierno ha iniciado una campaña destituyente de todas las camarillas departamentales que no le responden. El motivo: la implementación a fondo del Proart, la herramienta financiera de la implementación de la Coneau en la educación artística. El rectorado para aplicarlo está jugado a concentrar todos los instrumentos políticos de control y gestión de los recursos que vienen a desarrollar la privatización del Iuna. La izquierda "independiente" En la guerra de camarillas K por las cajas del Iuna, el Rectorado se ha sumado un nuevo aliado, La Mella-Rebelión, que dirige el Centro de Visuales y cuenta con los consejeros departamentales. Los mismos, lejos de defender una posición independiente del movimiento estudiantil dieron el Quórum necesario para que sesione el consejo que le dio los votos a la candidata Radical de la rectora del Iuna. Esta posición de La Mella-Rebelión hizo viable la maniobra que no tiene otro objeto que la profundización de la política privatista. Presentes en las maniobras del Rectorado, La Mella-Rebelión, en las últimas movilizaciones que el movimiento estudiantil del Iuna realizó al Ministerio de Educación, no asomó ni la nariz. Este accionar los coloca, una vez más como cómplices de las políticas educativas del gobierno Nacional y de las camarillas del Iuna. El movimiento estudiantil En el Iuna Audiovisuales, en cambio, luego de sostener una toma de un mes los estudiantes le arrancamos a la gestión del Departamento el compromiso de iniciar un plan de obras, llamar a concursos docentes y retrotraer la medida que transformaba una materia del plan de estudios en un curso de extensión pago. Una clave fundamental del triunfo fue la independencia que sostuvo el movimiento estudiantil de audiovisuales respecto de la guerra de camarillas profesorales que se libra al interior del Iuna. A instancias de la lucha política desarrollada por la UJS, llevamos el reclamo al Ministerio, señalamos la responsabilidad del gobierno nacional y no nos apoyamos en ninguna gestión. Tenemos que impulsar en todo el Iuna un debate esclarecedor en relación a la política privatizadora que el gobierno nacional está poniendo en marcha y prepararnos para enfrentarlo. En la agenda de esa lucha, se inscribe la formación de una federación de todos los centros y por supuesto, la lucha por la democratización de los órganos de cogobierno, para defender así a la educación pública del avance de los privatistas.


Mariana Vidal, consejera superior Iuna – UJS-PO

En esta nota

También te puede interesar: