26/11/2009 | 1110

La Mesa fue derrotada

Al concluir el discurso de Jorge Altamira eran ya más de las 21 horas del sábado y afuera el clima no ayudaba. La lluvia que había comenzado bien temprano a la mañana continuaba cayendo sin cesar. Ante esto la mesa que dirigía el Congreso comunicó que la movilización que estaba prevista por el centro hasta el Obelisco se suspendía. La reacción de los 1.200 compañeros presentes fue una chiflatina que llevó a que la Mesa coloque el tema a votación. La decisión de marchar se votó por aclamación. Ni bien se aprobó la moción, los compañeros se lanzaron a la calle. Por la avenida Corrientes las manifestaciones de simpatía fueron muchísimas.

En esta nota

También te puede interesar: