29/01/2020

Las claves políticas del Campamento de la UJS

La actividad que organiza la Unión de Juventudes por el Socialismo servirá para deliberar y prepararse políticamente de cara a los desafíos que tienen la juventud y el movimiento estudiantil en la Argentina del Pacto Social.

Cuando se inicie al campamento de la Unión de juventudes por el Socialismo en Nueva Atlantis (Costa Atlántica) el 22 de febrero, el gobierno de Alberto Fernández estará cumpliendo 75 días de gobierno. La certeza sobre la realidad en aquel momento la tendremos ese mismo día, pero podemos ya sacar varias conclusiones.


En estos ya casi dos meses en la Rosada, el gobierno nacional mostró una hoja de ruta determinada. Su objetivo es el de direccionar el conjunto de los recursos y la economía del país hacia el pago de la deuda externa. En esa perspectiva se inscribe la suspensión de la movilidad jubilatoria,  el aumento al 70% de la capacidad para la colocación de bonos en el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del ANSES, el aumento del 51% del monotributo, la reducción de impuestos a las patronales (incluyendo la rebaja de las retenciones a las mineras y las petroleras), la reposición del IVA, la devaluación del 30%, el apuro por pedir “prudencia” ante cualquier exigencia de incremento salarial y “cláusula gatillo”.


También ese camino lo lleva al gobierno a buscar un alineamiento cada vez más directo con el imperialismo. Con esa convicción, Alberto Fernández continuó el camino de Macri permaneciendo en el Grupo de Lima, mantuvo a Hezbollah en el catálogo de organizaciones “terroristas” y realizó su primer viaje como presidente a Israel.


Educación o FMI


Las necesidades que le implican al gobierno el pago de la deuda preparan el terreno para un ataque a la educación. Nicolás Trotta, un rector de universidad privada puesto como Ministro, pide “prudencia” para las negociaciones paritarias mientras busca desechar la cláusula gatillo. Ya dejó afuera a les docentes del aumento de emergencia hace unas semanas, que sí cobraron, por ejemplo, la Policía y las Fuerzas Armadas.


La designación de Jaime Perczyck como Secretario de Políticas Universitarias marca un rumbo político. Perczyc es uno de los autores de la Resolución 1254 que recorta las actividades reservadas a los títulos universitarios, lo que implica la devaluación de los mismos y la desvalorización de la mano de obra que traerá consigo el deterioro de las carreras. La necesidad de avanzar con las reformas antieducativas de todos los niveles, como la Resolución 1254 en la Universidad, la UNICABA en los institutos de Formación Docente y la “Secundaria del Futuro” será mayor, en la medida en que todas las riendas del país están al servicio de cumplir con el FMI.


A su vez, el Presupuesto del país es aún hoy un misterio. No obstante, la intención de no redactarlo hasta tener un acuerdo con el Fondo marca que será este quien influirá de lleno en la elaboración del mismo. Esto pone a la educación en peligro, al servicio del pago de la deuda.


Si bien hoy son parciales, los recortes y ataques a las cursadas aparecen más seguido. En la facultad de Farmacia de la UBA se busca implementar un examen pago para el ingreso de les extranjeres (algo similar al caso de la Universidad de La Matanza), en Derecho se vivió el recorte de alrededor de 100 comisiones de cursada, en FADU hay una lucha contra el cierre de tres cátedras en Arquitectura. La carrera de Ingeniería marcó el paso a seguir con una reforma que “achica” la carrera a 4 años con posibilidad del arancelamiento posterior. La carrera de Medicina busca reformarse y en Filosofía y Letras ya hubo modificaciones que dificultan la doble titulación y está planteado que esto llegue a todas las carreras de esa facultad. La presión de la política monitoreada por el FMI acrecentará los ataques en ese sentido


NI las autoridades de la facultad ni las organizaciones políticas vinculadas a las camarillas universitarias (Franja Morada y PJ) y al gobierno (PJ y kirchnerismo) pueden decir nada frente a esta orientación. Somos les estudiantes quienes debemos organizarnos. El campamento de la UJS tendrá plenarios de secundaries, terciaries y universidad para discutir una orientación y armarse políticamente para defender sus conquistas y que no sea ni la educación ni les estudiantes quienes paguemos la deuda.


Campañas y tareas


El “Pacto Social” no solamente afectará a la juventud en materia educativa. También esta política implica deterioro salarial y avance de la precarización laboral. En ese sentido, el aumento del 51% en el monotributo es un golpazo a una juventud a la que, de forma contradictoria, trabajar le sale cada vez más caro.


A su vez, las Prácticas Sociales Educativas votadas hace años en la UBA pero que acaban de ser refrendadas en la facultad de Exactas buscan convertir a les estudiantes en mano de obra precaria y gratuita al sector privado, marcando una orientación para el avance de la precarización laboral. Una campaña contra el trabajo gratuito y la precarización en toda la universidad resulta cada vez más urgente. El campamento servirá para avanzar en ese sentido, no solamente con la charla de Movimiento Obrero de la Coordinadora Sindical Clasista, sino también en los plenarios antes mencionados.


El peso del pago de la deuda también caerá sobre la depredación ambiental en el país. El fin de año mendocino fue un laboratorio político en ese sentido, cuando el pueblo le dio un golpazo a la megaminería contaminante, propiciada por el gobierno nacional para hacerse de divisas para cumplir con sus compromisos. El movimiento ambiental tiene una raigambre principalmente juvenil y la campaña en defensa del ambiente y contra el cambio climático tendrá durante todo el año una importancia para nuestra corriente política, en años que pueden ser cruciales para el futuro de nuestro planeta. El taller que daremos en el campamento servirá para empezar a calentar los motores de una de las patas fundamentales de la intervención política de la juventud.


A su vez, la preparación del 8 de Marzo y la lucha de las mujeres y las disidencias tendrán un lugar fundamental en el campamento. La incidencia de la Iglesia y el Vaticano cobra mayor peso en el marco de la pelea de Fernández por la reestructuración de la deuda, al punto de que el propio Francisco arbitrará a favor del pago de la misma con el Fondo. La incidencia de la Iglesia en la política del “Pacto Social” es brutal y choca con la perspectiva que busca instalar el kirchnerismo con el “Ministerio Verde” (de salud). Lo único que garantizará la sanción del aborto legal en plenitud en el país es la movilización popular, en la que la juventud tiene un rol fundamental. La charla que haremos en el campamento tendrá el objetivo de preparar la campaña y movilizar masivamente el 8 de Marzo.


La Unidad Socialista de América Latina


El período de luchas y rebeliones que convulsionaron a América Latina en la última parte del año pasado (Ecuador, Chile, Colombia, lucha contra el golpe en Bolivia) no se ha cerrado. El curso central del campamento, titulado “La estrategia revolucionaria de la izquierda en América Latina”, tiene el objetivo de discutir las claves políticas para intervenir en la situación latinoamericana, el rol que debe jugar la izquierda y la necesidad de poner en pie partidos de la clase obrera.


Discutiremos sobre el rol y la opresión del imperialismo en el Continente, el peso de la deuda externa, las tareas revolucionarias en los países latinoamericanos, el problema de la dirección política de las masas y los límites del nacionalismo y la izquierda democratizante y el papel de los golpes de estado en el continente. Por último, la idea principal del curso es deliberar acerca de la estrategia de la izquierda en la situación, en la perspectiva de la convocatoria a una Conferencia Latinoamericana, como propone el Partido Obrero.


El último tramo


Entramos en las últimas semanas de campaña hacia el campamento, al que asistirán jóvenes terciaries, secundaries, de la universidad, de los barrios, del Polo Obrero, de la juventud trabajadora. El último tramo nos plantea ir a todos los frentes de la juventud a reforzar la invitación, a fin de lograr una movilización masiva.


Esta pelea resulta fundamental. El campamento juega el papel de presentarle a la juventud un programa alternativo, que logre combinar la unidad obrero estudiantil y la independencia política de la juventud, tanto del gobierno como de las camarillas y autoridades, en la perspectiva de derrotar la política del Pacto Social. Hacia allá vamos.

En esta nota

ujs