06/04/2021

Las juventudes piqueteras continúan su lucha

Entrevistas a Gabriela, Daniela y Milagros, referentas de la Juventud del Polo Obrero.

Willy Monea Ojo Obrero Fotografía

“La jornada fue escalando en sus medidas, hicimos un acto, hicimos una radio abierta, los chicos hicieron expresiones artísticas. (…) No nos habían querido recibir ni siquiera el petitorio que habíamos presentado con diez días de anticipación. Finalmente irrumpieron estudiantes y pibes de los distintos barrios del Conurbano y de las villas de la capital, a exigir y a interpelar al ministro para que atienda este reclamo legítimo de Wi-Fi y computadoras para poder estudiar en la virtualidad”. De esta forma, relataba Gabriela de la Rosa, dirigente de la Juventud del Polo Obrero, cómo se desenvolvieron los hechos en la jornada del 31 de marzo, donde miles de jóvenes provenientes de las barriadas de CABA y Gran Buenos Aires, junto a los centros de estudiantes combativos, alzaron la voz en las puertas del Ministerio de Educación, reclamando por el derecho a estudiar y construir un futuro.

 

 

Esta movilización, que comenzó a las 11 de la mañana de ese día y fue coronada con una toma pacífica del ministerio, pasadas las 3 de la tarde -como única vía para que los funcionarios dejaran de desoír los reclamos-, fue el resultado de un proceso que creció «desde el pie». Es decir, fue gestada desde la más amplia democracia: se votó en un plenario que tuvo lugar en Parque Centenario, el pasado 13 de marzo, donde confluyeron jóvenes militantes de la Juventud del Polo Obrero y de Unión de Juventudes por el Socialismo, y luego refrendada en cientos de asambleas barriales de las organizaciones que conforman el Frente de Lucha Piquetero. Medida a la que adhirieron posteriormente otras organizaciones de las barriadas y centros de estudiantes.

Por medio de la lucha, lxs jóvenes protagonistas de la «toma de Pizzurno» -algo que no sucedía desde el «Estudiantazo» de 2010- lograron que miembros de la Jefatura de Gabinete del Ministro de Educación, Nicolás Trotta, finalmente recibieran a lxs delegadxs, quienes ingresaron los reclamos de la multitud que había ganado las calles. “La respuesta que nos dieron fue que no tenían presupuesto para la educación. Además, prometieron que iban a dar solo 400.000 computadoras para los jóvenes; una locura, ya que son 6 millones de jóvenes los que se quedaron por fuera del sistema educativo, ya que no tienen accesibilidad a internet, ni a computadoras” puntualizó Milagros, integrante de la Juventud del Polo Obrero de La Matanza, haciendo referencia a la respuesta insuficiente por parte del gobierno, la cual se encuentra lejos de satisfacer la necesidad de millones de pibes que no pueden transitar la cursada virtual por falta de recursos.

 

 

“Se acaba de votar una nueva acción de lucha para el 8 de abril, donde nuevamente las juventudes piqueteras vamos a estar en las calles reclamando y exigiéndole al gobierno que se haga cargo de la educación porque los pibes de los barrios queremos estudiar” enfatizó Daniela, compañera de la JPO, también del distrito bonaerense de La Matanza. De esta manera, anunciaba la próxima acción callejera que realizará la juventud de los barrios, luego de haber irrumpido con sus demandas en el escenario político nacional.

 

 

A raíz de que la opinión pública, tras la movilización, comenzó a acuñar el término de «juventudes piqueteras», Gabriela nos explicó sobre su surgimiento, señalando que  “son pibes y pibas de las asambleas de los barrios que empiezan a organizarse por sus propias reivindicaciones (…). Son un sector muy golpeado por el ajuste que empieza a reagruparse en asambleas propias de jóvenes en los distintos barrios; y en las movilizaciones empiezan a tomar una fisionomía por sus propios reclamos, incluyendo el gatillo fácil, el problema educativo y el problema de la precarización laboral, ya que los peores trabajos también los tienen los jóvenes”.

Hasta aquí, un breve retrato de las motivaciones, el método y el compromiso de lucha que constituyen a este movimiento de jóvenes piqueteros, en la voz de tres de sus referentas.

“Exigimos que el ministro Trotta se haga cargo de la educación que vienen vaciando todos los gobiernos en las últimas décadas” así sintetizaba Milagros la profundidad de los reclamos que encarnan las juventudes piqueteras.

 

 

   

También te puede interesar:

Masiva participación de les estudiantes por conectividad, becas y universalización del paicor. 
Resoluciones del plenario de secundaries de este sábado.
El martes 13 la juventud piquetera se moviliza en defensa de la educación.
Tras la acción de lucha en el Ministerio de Educación, exigiendo conectividad y dispositivos tecnológicos para poder cursar.
Un proceso que se viene gestando desde hace meses y que asciende en organización y lucha.