05/10/2016

Reclamo y protesta en los conservatorios Astor Piazzolla y Manuel de Falla


El jueves 29, los estudiantes de los conservatorios Manuel de Falla y Astor Piazzolla realizaron clases públicas en reclamo del edificio propio para el Falla y el pleno uso del Piazzolla.


A principios de septiembre, el nuevo ministro de cultura, Angel Mahler, visitó ambos conservatorios y prometió terminar las obras del 3º piso, que se encuentra clausurado. Hasta ahora no hubo avances respecto a la obra ni tampoco se sabe qué pasó con los 8 millones de pesos asignados como presupuesto.


Como consecuencia de esta situación, los estudiantes no entran en las aulas, las mismas no están acustizadas, no hay espacios recreativos y el subsuelo se inunda cuando llueve. Los centros de estudiantes del Falla y el Piazzolla realizaron asamblea en conjunto, en la cual decidieron realizar clases públicas con corte de calle y jornadas institucionales en hora de clase, para que los alumnos discutan sobre la cuestión edilicia. Sin embargo, la dirección de ambos centros de estudiantes se caracteriza por su inmovilismo, no solo porque no llaman a asamblea o no hacen difusión de éstas, sino también porque se opusieron a movilizar al ministerio de Cultura, del cual dependen ambas instituciones. Tampoco han respetado la decisión de la asamblea de realizar una semana entera de clases públicas con corte de calle.


Necesitamos que el Gobierno imparta una nueva partida presupuestaria para concretar lo que necesitamos en el edificio y que cumpla con las 70 horas cátedra pedidas a la Dirección General de Enseñanza Artística (Dgeart).


Desde la agrupación Contrapunto –que este año debutó en las elecciones de centro y obtuvo el 25% de los votos– llamamos a la elección de delegados por curso para poder deliberar entre todos cuál es la mejor manera de lucha para enfrentar esta política de vaciamiento.


Basta de decisiones tomadas entre cuatro paredes y con poca difusión. El ajuste del macrismo tiene que ser enfrentado con la organización de todos los estudiantes para poder arrancarle al gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta el presupuesto para la finalización del tercer piso y el resto de sus necesidades. Hay que poner a los estudiantes del Piazzolla y del Falla en acción para enfrentar una política educativa y cultural opuesta por el vértice a las necesidades de los estudiantes y del pueblo trabajador.


 


 

En esta nota

También te puede interesar: