14/08/2008 | 1050

Salta: Por la reincorporación de Julián Ibarra

Defendamos la lucha de los secundarios salteños
Por Julio

Junio fue un mes de lucha para los secundarios salteños. Los estudiantes de los colegios Juan Calchaquí y Arturo Illia realizaron sentadas y cortes de calles en las puertas de sus establecimientos. Los del Calchaquí reclamaban bancos y mejoras edilicias; los del Illia, por la falta de agua y de ordenanzas.

Urtubey dio una respuesta represiva a estos reclamos. A los estudiantes del Calchaquí, los «invitaron a reunirse» con una jueza para que advertirles de las consecuencias de sus «actos ilegales». En el Arturo Illia se suspendió hasta fin de año a Julián Ibarra, de la Juventud Radical y organizador de la protesta; además se amonestó a otros dos compañeros para descabezar la organización estudiantil.

El gobierno de Urtubey tilda como «violenta» la protesta estudiantil; su ministro de Educación la calificó de «patología psicológica» y advirtió que enviaría a los «violentos» a la justicia.

Sin embargo, la solidaridad que está recogiendo la lucha estudiantil pone en cuestión la política de garrote de Urtubey.

En el marco de la campaña impulsada por la UJS, junto con la Juventud Radical, para exigir la reincorporación de Julián, el cese de todos los aprietes a los estudiantes que luchan y el pleno derecho a la organización estudiantil, la Legislatura provincial ha terminado aprobando por unanimidad un proyecto de resolución presentado por los diputados del PO, que planteaba estas reivindicaciones. Esto es todo un dato político ya que tanto los diputados del PPS como los oficialistas se habían pronunciado en contra de la «insubordinación» e «indisciplina» estudiantil.

En sólo tres días de campaña se ha reunido casi un millar de firmas y los petitorios están recorriendo ya una quincena de colegios secundarios. En resumen, el ataque a la organización estudiantil ha provocado una reacción estudiantil y popular a favor de su lucha.