12/12/2016

San Martín: abajo los cupos en la Escuela de Artes Visuales Antonio Berni

Un ataque al derecho a la educación
Agrupación Punto de Fuga UJS-PO + independientes


De cara a la inscripción 2017, los ingresantes y estudiantes de las distintas carreras del terciario de Artes Visuales Antonio Berni, del partido de San Martín (Buenos Aires), se encontraron con fuertes restricciones: las autoridades establecieron un cupo irrisorio en las cursadas y un sistema que otorga solo 20 números por turno y que apunta a dejar afuera, principalmente, a aquellos estudiantes que trabajan y que no disponen del tiempo suficiente como para concurrir con varias horas de anticipación. 


 


Esta situación es preocupante por los antecedentes de la Ciudad de Buenos Aires, donde el macrismo apeló a las inscripciones a través de portales para dejar a miles de chicos sin vacante. Desde el Ministerio de Educación se ha atacado en el último tiempo a la formación docente, con despidos masivos en el Instituto Nacional de Formación Docente (Infod), a la vez que se avanza en una reforma inconsulta de los planes de estudio que refuerza la orientación privatizadora del gobierno anterior, con eliminación de carreras y creación de postgrados arancelados, entre otras medidas.


 


Esta restricción en la matrícula y las trabas para inscribirse y cursar se suman al vaciamiento educativo que venimos padeciendo desde hace años (recortes en los contenidos, modificación de los planes de estudios, emergencia edilicia, etcétera). Y se enmarca en el plan general de ajuste del gobierno macrista y de los intendentes K. 


 


El avance en la limitación del número de vacantes profundiza el vaciamiento de la educación pública. Es un claro atropello a los estudiantes e ingresantes, en especial a los trabajadores, a quienes se les quiere negar el derecho a la educación. 


 


Mientras tanto, el actual Centro de Estudiantes declara “estar a favor” de los cupos "siempre y cuando sean razonables". En el marco de un ataque feroz a la educación pública, la agrupación Palestra –que lo dirige- “informó” a los estudiantes que esta medida se adopta por "voluntad de la inspectora" y la causa son los "docentes conflictivos", desconociendo que se está aplicando en todos los terciarios de la provincia y de la Ciudad de Buenos Aires. 


 


¿Ingenuidad o complicidad? Lo que está claro es que no son quienes van a defender nuestro derecho a estudiar ni les interesa luchar por la educación pública. El ajuste es una decisión política y debemos enfrentarlo.


 


Tenemos que saber que el ataque a las condiciones de estudio en los terciarios y a la orientación de nuestra formación, va de la mano del ataque a la docencia que se lleva adelante por parte de los distintos gobiernos nacionales, provinciales y municipales (con el apoyo de la burocracia sindical).


 


En el caso particular de la Berni, a esta restricción de la matrícula debemos sumarle el hecho de tener que cursar en un edificio que se encuentra en pésimas condiciones (reiterados principios de incendio, cortocircuitos, falta de agua y gas, falta de insumos básicos para las carreras). Esta grave situación, que intenta ocultarse, viene siendo sostenida por el actual Centro de Estudiantes, la dirección Celeste del Suteba y el Consejo Escolar. 


 


Llamamos a la comunidad educativa de la Berni a rechazar de conjunto estos ataques a la Educación Pública. Los estudiantes debemos organizarnos de manera independiente del Estado y las autoridades para enfrentar este ajuste y defender todas nuestras reivindicaciones. 


 


 


Vamos por: 


 


-Ninguna restricción para poder inscribirse y cursar.


-Mayor presupuesto educativo.


-Edificio único y propio acorde a las necesidades de nuestras carreras.


-Jardines materno-paternales en todos los turnos.


-Implementación del Boleto Educativo Gratuito para terciarios.

En esta nota

También te puede interesar: