12/07/2021

Cuatro meses sin Tehuel: Berni, Kicillof y Fernández se lavan las manos

Concentramos a las 17h en Plaza de Mayo.

Se cumplen cuatro meses de la desaparición de Tehuel de la Torre, joven trans de Alejandro Korn que desapareció en el contexto de haber ido a presentarse a una falsa oferta laboral a partir de la cual no se sabe más nada de él. Acerca de la causa, se tiene a Montes y Ramos (vecinos de la zona) como los principales sospechosos de la desaparición, pero poco se comunica de los avances que hay. Los trascendidos que existen son debido a los tweets de un periodista de policiales en los medios masivos.

Desde el 11 de marzo a esta parte hemos visto cómo el Estado lejos de realizar una búsqueda enérgica y efectiva, no ha aportado ninguna medida eficiente para hallar a Tehuel con vida. A pesar de los rastrillajes y las reuniones de diferentes ministros y ministras con los familiares de la víctima, con la intención de mostrar que el Estado los acompaña y está presente, en los hechos sucedió todo lo contrario: la búsqueda comenzó tardíamente e incluso los primeros rastrillajes fueron suspendidos por lluvia.

Las múltiples irregularidades en la búsqueda son la razón principal por la cual no han podido aportar información sobre el caso. A esto se suma la intención de socializar la responsabilidad de la búsqueda anunciando una recompensa de 2 millones de pesos a quien aporte datos. Si el Estado aún no ha presentado voluntad política para buscarlo es porque centró su acción en encubrir las responsabilidades de la desaparición. En plena época electoral donde el gobierno intenta desmovilizar al movimiento en pos de colocar una salida electoralista, menos lo harán dado que la desaparición de Tehuel pone en relevancia todo un accionar encubridor y expone el límite de las estrategias cooptadoras que desarrolló el gobierno de Alberto Fernández.

También se pone sobre la mesa la no implementación ni financiación de las normativas de cupo trans vigentes a nivel provincial y municipal, como lo es la ley “Diana Sacayán” en la Provincia de Buenos Aires frente a la cual ni Estela Díaz ni Kicillof se hacen cargo de la falta de aplicación de dicha legislación. A nivel nacional, a pesar de la apertura del registro de aspirantes a nivel nacional donde se inscribieron 3.973 personas, la participación en la planta estatal de las personas Travestis Trans es solo del 0.02%. Es decir que, al no contar el cupo con un presupuesto anual ni un organismo que supervise la aplicación de las normativas, se abre la puerta para que este sea un instrumento de cooptación y extorsión del Estado que los distribuye de manera punteril. Un ejemplo de esta situación son los despidos en el Nuevo hospital Iturraspe donde, dos personas trans fueron despedides y el mismo ente que les contrató e hizo actos demagógicos con la contratación, hoy les da la espalda.

Durante el pasado mes del orgullo, el gobierno profundizó su política de autoencubrimiento de las responsabilidades pintándose con los colores del arcoíris. Una de las acciones realizadas por el oficialismo fue el tratamiento de la ley nacional de cupo laboral trans, aprobada en diputados un día antes de que se cumplan tres meses de la desaparición de Tehuel. Es clara la relación que se establece entre Tehuel (que desapareció buscando trabajo) y las intenciones del estado de aprobar el cupo que ha sido dilatado durante años como una maniobra de encubrimiento a la responsabilidad del mismo. No solo para la búsqueda del joven, sino también frente a las condiciones paupérrimas de vida que enfrenta el conjunto de la comunidad travesti-trans no binarie de la clase trabajadora. A raíz de esto, la comisión organizadora del 28j compuesta por diversas agrupaciones oficialistas, optó por hacer de la anual jornada de lucha contra los travesticidios, transfemicidios y transhomicidios, una fiesta a Alberto y “su cupo” dejando en un segundo plano la lucha por la aparición de Tehuel, en una clara maniobra encubridora de las responsabilidades políticas de su desaparición.

Respondiendo a los intereses del Estado encubridor, que no quiere manchar la imagen de inclusión y diversidad lograda con la aprobación del cupo, las agrupaciones adeptas al Estado ligadas al Frente de Todos han abandonado la lucha en las calles y la organización del movimiento. Su accionar va en consonancia con la intención de dicho frente de adjudicarse el logro de la aprobación de la ley para volcarse de lleno a la puja electoral como salida a la situación urgente de las diversidades sexuales y de género de la clase trabajadora. En línea con el llamamiento oficialista de abandonar las calles fue que dichos grupos intervinieron en “Autoconvocadxs por Tehuel” mesa que organiza tanto a diferentes espacios políticos, como a activistas independientes, de la cual participamos desde la Agrupación 1969 Partido Obrero.

La política desarrollada por las agrupaciones LGBT del oficialismo fue tender a la desmovilización y a desmotivar al conjunto del movimiento que se organizó para encontrarlo con vida. Esto pone sobre la mesa la necesidad imperante de mantener la independencia política de las iglesias y de los partidos patronales que forman parte del estado. En este sentido cabe resaltar la participación del MST/ Libre Diversidad (Miembro de la comisión directiva de la FALGBT) que, actuando en representación de la Federación, desarrolló la misma línea desmovilizadora y electoralista que el gobierno de Fernández impulsa.

Es importante destacar que dicha Federación nació con la intención de ser convertida en burocracia de los gobiernos de turno y que funciona como bloqueo en las distintas instancias organizativas por los derechos de las diversidades sexuales y de género. En este sentido, el MST termina funcionando como un maquillaje “de izquierda” frente a la desmovilización que impulsa dicho organismo y el Estado. Es por esto que llamamos al MST/ Libre Diversidad a romper con la FALGBT y recuperar la independencia política del Estado y las Iglesias.

Debemos seguir movilizades reclamando al Estado y al gobierno de Fernández y Kicillof que rindan cuentas públicas sobre el caso Tehuel. Rechazamos el intento oficialista de adjudicarse una conquista histórica del movimiento TTNB como lo es la ley nacional “Lohana Berkins- Diana Sacayán” de cupo laboral Trans, en pos de los fines electoralistas de un gobierno que solo busca el pago de la deuda externa al FMI y sus acreedores a costa de la vida de la clase obrera. Reclamamos que a Tehuel se lo siga buscando con Presunción de vida y la renuncia de Sergio Berni quien es el principal responsable de la (no) Búsqueda del joven desaparecido. Para lograr todas nuestras conquistas es central la independencia política del Estado y las fuerzas patronales que solo ofrecen miseria y hambre para la población LGBTI+ de la clase obrera, por eso mañana tenemos una nueva instancia de lucha. Hoy, lunes 12 de julio nos concentramos en la Plaza de Mayo a las 17hs en un nuevo mesversario de la desaparición de Tehuel. ¡Aparición con vida de Tehuel ya! ¡Fuera Berni! ¡El Estado es responsable!

También te puede interesar:

La trama de beneficios empresarios detrás de los tarifazos que se vienen.
El ministro de Seguridad bonaerense busca avanzar con un reforzamiento represivo.
Sobre el relato “militante” del kirchnerismo. Escribe Néstor Pitrola.
Pobreza, ajuste y pandemia. Panorama político de la semana.
En un distrito castigado por la pobreza, la desocupación y el déficit habitacional vamos con el Frente de Izquierda Unidad.