08/06/2021

Cupo laboral travesti trans en Cruz del Eje: una conquista de la organización colectiva

Prensa Obrera entrevistó a una de las referentes de la región.

Foto gentileza "Margaritas Verdes Fem"

El cupo laboral travesti trans fue aprobado por ordenanza municipal el 3 de junio en la localidad cordobesa de Cruz del Eje. Contempla que el 1% de la planta de trabajadorxs municipales se integrará por persones travestis, transexuales y transgénero. Fijando que dicho municipio promoverá capacitaciones y cursos para estas identidades.

Aunque el proyecto fue votado por el oficialismo, se trata de una conquista arrancada por la lucha de organizaciones como «Margaritas Verdes Fem», entre otras que son parte del activismo LGBTI+ de la región.

En relación a esto, Prensa Obrera dialogó con Lucía Ortega, una referente del colectivo Travesti Trans, quien destacó que “esta ordenanza ha marcado una bisagra, un antes y un después en Cruz del Eje, porque la realidad que vivimos las travestis trans de acá no es fácil”. También agregó que es una de las pocas que ha quedado, “porque muchas se han ido”. Sobre esto, Ortega manifiesta que se preocupó por la situación, porque ha nacido en Cruz del Eje, se ha criado y ha tratado de vivir allí “el día a día”, y destacó: “no me ha pasado como a muchas que han tenido que ejercer la prostitución, y ellas lo hacen por falta de trabajo”. Sobre esto, indicó que es “la única salida que les queda”. Y reflexiona, “como yo me recibí de maestra de artes plásticas, use lo que yo sabía para hacer mi trabajo”.

Lucía señala que no fue fácil para ella, menos en una ciudad como Cruz del Eje, pero que siempre se preocupó “por todas aquellas chicas que no se les dio la oportunidad, que tuvieron que abandonar sus estudios”. En su caso “a golpes” tuvo que avanzar. Ella se puso la meta de terminar sus estudios,“demostrarme a mí misma, no digo a la sociedad, demostrarme a mí que una puede”. No obstante, reconoce que hasta el día de hoy le es difícil llevar adelante su vida.

Respecto al efecto de este tipo de normativas dijo que le preocupa “no solo por las que están, sino por las que van a venir; las ‘travas’, ‘travitas’ como decimos nosotras, chicas a las que hay que darles la oportunidad”. En este punto, consideró que la ordenanza “va a permitir que podamos acceder a un trabajo formal, se supone que en la municipalidad, pero va a ser integral, no sólo para mujeres trans, para otras identidades trans, y para otros trabajos y empresas, aunque no hay muchas acá”, reflexionó.

En cuanto a su ciudad nos relató: “somos cerca de 45 mil habitantes, parece mucho la cifra, pero es una ciudad chica, se conoce mucha gente, somos visibles, nos ven en la calle”. Y añadió, “a mí me conoce la gente y a muchas de las otras chicas; obvio que hay prejuicios, la sociedad todavía es como que está estancada”; en este punto analizó que el quid “está en visibilizarnos, salir, porque muchas veces hemos naturalizado el escondernos”.

Para Lucía, activistas como Diana Sacayán y Lohana Berkins, les han dado la fuerza para salir y “mostrarse”, y ver que “una chica trans no sirve para estar en las calles solamente”. Rescata la importancia de que “se nos vea y valore, y podamos mostrar nuestras capacidades, y que no se nos discrimine por nuestra orientación sexual o identidad de género”.

Ortega remarcó que para las familias de persones trans existe aún una cierta dificultad en asimilar la identidad de género y sexual, a lo que agregó que “existen mandatos como la religión que también te ponen a prueba”. Indicó que se trata de “mandatos sociales, religiosos y culturales que terminan dividiéndonos”.

Vamos por la reglamentación para el efectivo cumplimiento de la ordenanza

Desde la Agrupación 1969 consideramos un gran avance que les compañeres hayan conquistado la aprobación de la ordenanza. Sin embargo, no debemos quedarnos tranquiles con esta resolución, ya que es necesaria la reglamentación efectiva de la ordenanza, así como la asignación de una partida presupuestaria que la sustente. Del mismo modo, resulta indispensable la derogación del artículo N° 3, referido a la condición de “idoneidad” para aplicar al puesto laboral. Esto es una impostura, puesto que el mismo Estado que excluye a la comunidad travesti trans de la educación a una edad temprana es el que luego exige calificación para ingresar a un puesto de trabajo en el municipio.

En Córdoba hemos sido testigos de cómo el propio gobierno que en Cruz del Eje aprueba la ordenanza, la niega en la ciudad más grande de la provincia, la Capital. Aquí, por la presión de la lucha del activismo, solo pudo responder con becas miserables, sin garantizar el acceso a una obra social, ni a una jubilación. Es decir que solo ofrecen ajuste y precarización.

Por eso llamamos a redoblar los esfuerzos junto con les compañeres de Cruz del Eje, por la aplicación del decreto nacional de cupo laboral travesti trans y la efectiva implementación de la ordenanza aprobada en el concejo del interior, sin requisitos excluyentes ni precarización laboral. Vamos el empadronamiento de les compañeres travestis y trans para conquistar trabajo genuino, para hacer frente a esta crisis social y sanitaria a la que nos condena este régimen de hambre. Con independencia de los gobiernos de turno y de las iglesias, para lograr conquistar nuestros derechos.

También te puede interesar:

Las llevó adelante el padre de uno de los policías implicados en el asesinato. 
Dramático testimonio de la hija de un paciente de coronavirus que desde hace días espera por una cama en terapia intensiva.
Basta de amenazas contra Verónica Reyes.
La disputa no puede ocultar que no hay grieta a la hora de aplicar el ajuste fondomonetarista, y de defender los intereses patronales.