11/06/2020

Volvemos a presentar el proyecto de ley de Inclusión Laboral Travesti-Trans en el Congreso

Ante el crecimiento de la desocupación y los crímenes de odio.
Por Mayra Francica Agrupación Lgbti 1969

Ante la multiplicación de los crímenes de odio y el crecimiento la desocupación, desde el Partido Obrero y la Agrupación Lgbti 1969 hemos presentado, por tercera vez, el proyecto de ley de Inclusión Laboral Travesti-Trans en el Congreso, a través de nuestra diputada del FIT Romina Del Plá. Vamos a una campaña por su aprobación urgente, ya que sistemáticamente fue cajoneado por los gobiernos tanto peronistas como macristas.


La población travesti-trans tiene una expectativa de vida de 35 años y es excluida de todo ámbito social y laboral y carece de acceso a la educación y la salud. Cuando hablamos de “genocidio silencioso” nos referimos al encubrimiento del Estado ante los crímenes de odio y en la perpetuación de esta exclusión social.


Por todo lo mencionado, la mayoría de las personas travesti-trans encuentran como única salida laboral la prostitución, donde son doblemente violentades en este contexto de cuarentena por el hostigamiento de las fuerzas represivas en nombre de hacer “respetar la cuarentena”. En la mayoría de las provincias continúan vigente los códigos contravencionales de la dictadura que penalizan a las diversidades sexuales y de género. Aunque se ha derogado el Protocolo General de Actuación de Registros Personales y Detención para Personas Pertenecientes al Colectivo L.g.b.t.i. de Patricia Bullrich, la situación de persecución y criminalización se sigue incrementando. Cada día aumentan los casos en que las personas detenidas son golpeadas y torturadas en las comisarías de todo el país; y tampoco se contempla su identidad de género autopercibida a la hora de ser detenidas, por lo cual una gran mayoría termina en calabozos de varones, poniendo en riesgo sus vidas.


La población Lgbt+ no cuenta con refugios proporcionados por el Estado para situaciones de emergencia, y además sufre el recorte de los pocos “consultorios amigables” que existen para la población travesti-trans. El ejercicio de la prostitución las expone asimismo a toda clase de enfermedades venéreas, arriesgando seriamente su salud cuando se restringe su acceso al sistema sanitario. La no implementación y el desfinanciamiento de la Ley de Identidad de Género también expone la salud y la vida de este colectivo, por el recorte en los tratamientos hormonales -mientras siguen los negociados del Estado con los laboratorios privados.


A pesar de que la ley del Cupo Laboral Travesti Trans existe en varios distritos y provincias, en su gran mayoría no se implementa. Es lo que sucede en La Matanza, donde la exintendenta peronista, y actual vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires, Verónica Magario incumple su promesa de implementarlo, mientras crea secretarías para lasiglesias evangélicas y fomenta que penetren en la Universidad de La Matanza, donde continúan reproduciendo el odio y la demagogia hacia nuestras identidades con la complicidad del Estado.


La ausencia de una educación sexual laica, científica y que contemple a la diversidad sexual y de género, sin intromisión de las iglesias Católica y Evangélica, colabora a formar la estigmatización hacia las personas travesti-trans y el rechazo de su identidad autopercibida. Esto concluye en que los derechos sean vulnerados desde la niñez, condenándoles a una vida material precaria, repleta de riesgos cotidianos y violencias de todo tipo, comenzando por la que emana el propio Estado y sus instituciones.


Contra el cajoneo que imponen los bloques mayoritarios en el Congreso, el reclamo por el Cupo Laboral Travesti-Trans se hizo presente en todas las grandes movilizaciones del movimiento de mujeres y del movimiento Lgbt+. Sin embargo, hay agrupamiento dentro de esos movimientos que se declaran partidarios de la regularización de la prostitución y reivindican la “economía popular”, todo lo cual embellece la explotación y la precariedad en que viven las personas travesti-trans y encubre la responsabilidad del Estado en ello.


Desde la Agrupación Lgbti 1969 y el Partido Obrero creemos que, si bien esta iniciativa no es la solución a todas las problemáticas de la población travesti trans, la lucha por este reclamo es un paso al frente para revertir la situación en la que se encuentra este sector, contra un Estado opresor y violento, en el camino hacia una transformación social profunda contra toda forma de explotación y opresión social.


El 28 de junio, en un nuevo aniversario de la rebelión de Stonewall, seguiremos levantando estas banderas y luchando por trabajo genuino en iguales condiciones para las personas travestis y trans.



 




 

También te puede interesar:

El miércoles 16 se realizarán acciones para reclamar la aprobación del proyecto de ley del FIT que suspende las deforestaciones.
Romina Del Plá presentó la iniciativa en el Congreso y reclama su urgente tratamiento.
Ante la política obsecuente con los dictados del FMI, madura un Plan de Lucha Nacional.
La impecable actuación de Romina Del Plá. Escribe Néstor PItrola
Intervenciones de Romina Del Plá y Carla Deiana en la Comisión de Ambiente del Congreso Nacional.
Romina Del Plá presentó un proyecto para que el Ministerio de Seguridad rinda cuentas sobre la situación del sacerdote denunciado por abuso sexual.