Mendoza

24 de Marzo en Mendoza: ganamos las calles a 45 años del golpe genocida

Una masiva movilización contra la impunidad de ayer y de hoy copó las calles de la provincia.

Miles marchamos por las calles de la capital mendocina la tarde de este miércoles 24. La ratificación de que fueron 30 mil compañeros desaparecidos por el terrorismo de Estado, frente al revisionismo reaccionario de algunos sectores que insisten con la “teoría de los dos demonios”, estuvo claramente marcado.

Las pancartas y fotos con la cara de los desaparecidos estaban en sintonía con las imágenes de Kosteki, Luciano Arruga, Florencia Romano, Mariano Ferreyra y Santiago Maldonado. Marcaron claramente una continuidad represiva bajo la forma de un régimen democrático. Esta reflexión es muy oportuna en momentos en los que el gobernador Insfrán y todo el PJ defienden un virtual estado de excepción en Formosa, mientras Sergio Berni se ensaña con los pobres, como en el brutal desalojo de Guernica, y el gobierno de Rodolfo Suárez sigue su política de criminalizar a los luchadores sindicales, sociales y políticos.

En Mendoza marchó todo el mundo. Esto marca una fisura y la extrema precariedad de la política de contención y tregua que los organismos de DD.HH. y agrupamientos políticos ligados al gobierno federal de Fernández pretendieron imponer. En definitiva, es la proyección de la tregua firmada por la CGT y los movimientos sociales con el gobierno y las patronales, que también muestra fisuras, como en la lucha de los trabajadores de la educación, de la salud, de los obreros del vino, los miles de cosechadores y el poderoso movimiento piquetero.

No movilizar un 24 de marzo en el cuadro de catástrofe social y sanitaria que vive el país es realmente una ofensa a la memoria de los 30 compañeros detenidos/desaparecidos, más aún en la Mendoza gobernada por los «gendarmes del capital» de Cambia Mendoza.

Bloque independiente con la izquierda

El Frente de Izquierda Unidad convocó a todos los sectores en lucha a poner en pie una gran columna que expresara la independencia política del gobierno nacional y provincial, colocando por delante la memoria, sin ignorar las violaciones a los derechos humanos que existen en la actualidad y el conjunto de reclamos populares.

Es de destacar la presencia de los compañeros del Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional, esta posición refuerza la unidad piquetera que sacudió el país y la provincia el pasado 18 de marzo. También estuvieron presentes compañeros de la lucha de la salud y Sitea, los compañeros de la Cooperativa La Terre, de los trabajadores de la educación, judiciales, obreros del vino y del campo, precarizados y los compañeros de Montoneros.

La columna independiente ocupó varias cuadras de extensión. El Partido obrero insistió en un acto común al finalizar, lamentablemente los compañeros del PTS nuevamente rechazaron la realización de un acto conjunto.

Nuestra columna

La columna del Partido Obrero mendocino fue la más grande de la historia de la regional con cerca de 2.500 compañeros. Precedida de asambleas, reuniones, charlas y agitaciones en las barriadas obreras y lugares de trabajo se gestó una movilización política sin precedentes. El alto número de colocación de la Prensa Obrera da cuenta de esta gran campaña. El crecimiento en la movilización es la expresión de una organización que se funde en la lucha por los reclamos más urgentes del pueblo explotado de Mendoza.

La presencia juvenil fue significativa con la naciente organización de la Juventud el Polo Obrero, y que junto a la Unión de Juventudes por el Socialismo, han comenzado un plan de lucha para garantizar el derecho a acceder a la educación.

Sin lugar a dudas, la organización de un reclamo tan elemental como es el de alimento y trabajo genuino reforzó las filas del Polo Obrero. Las columnas de Guaymallén, Luján y Maipú superaron por lejos los 600 compañeros cada una. No es casualidad, pues son las asambleas de trabajadores precarizados y del campo las que más han crecido en el último tiempo, ampliando su influencia a sectores más amplios de los explotados.

También fueron importantes las presencias de los trabajadores de la educación, de la salud, judiciales y municipales. De trabajadores de servicios y de la industria. La presencia importante de las columnas de Godoy Cruz y Ciudad marcó un crecimiento en filas de la juventud, al igual que los compañeros del sur provincial. Vale destacar la gran columna del este provincial, con centro en Rivadavia y Junín, de cerca de un centenar de compañeros.

De esta forma, a 45 años, rendimos homenaje a los caídos, a los presos y desaparecidos, reclamando juicio y castigo a los genocidas y sus socios civiles. Exigimos la plena vigencia de los derechos democráticos en la actualidad y la satisfacción de todos los reclamos postergados del pueblo trabajador.