30.000 razones para repudiar el acuerdo del gobierno con el FMI

Este 24 de Marzo copemos la Plaza de Mayo y todas las plazas del país

El 24, marchamos contra el ajuste y la represión.

Este año, la convocatoria a Plaza de Mayo toma un sentido particular: el gobierno peronista está cerrando un acuerdo con el FMI que implican la bancarrota nacional y la continuidad de los planes de ajuste que se encargó de diseñar e impulsar en la década del ’70 y dio lugar a la más sangrienta dictadura.

La dictadura cívico-militar-eclesiástica argentina secuestró, torturó, asesinó y desapareció a 30 mil personas, para aniquilar físicamente un proceso ascendente de luchas obreras, que se abriera con el Cordobazo en 1969. Los crímenes del terrorismo de Estado comenzaron antes del golpe de 1976. El gobierno peronista de Isabel Perón ya había puesto en marcha, por un lado, el funcionamiento de la Triple A de López Rega, como así también el Operativo Independencia, con la excusa de combatir la guerrilla en Tucumán.

La dictadura se impuso para implantar un régimen que endeudó y empobreció al país, tanto de la mano del FMI como de otros usureros internacionales. Durante la dictadura, la deuda externa argentina pasó de 7.000 a 45.000 millones de dólares. Con la derrota de Malvinas, unos días previos a la caída de la dictadura, se estatizó la deuda del sector privado, agravando aún más el peso de la deuda.

Con la “democracia”, siguió la deuda

Con la llamada vuelta de la democracia, el peso de la deuda externa se incrementó. Los distintos partidos que gobernaron en democracia continuaron pagando. Y cuanto más se pagaba… más se debía. La deuda externa es un mecanismo de confiscación de la riqueza nacional. El fin último de la deuda externa no es terminar de pagarla, sino pagar y siempre seguir debiendo. Los resultados están a la vista, después de más de 20 acuerdos con el FMI y de haber “festejado” por parte de los K ser pagadores seriales, ahora estamos peor que nunca.

Una Plaza, dos actos

El 24 de Marzo tendrá como telón de fondo al gobierno nacional (con todas sus variantes e internas) entregándonos de pies y manos a la política que quiere implementar el Fondo Monetario Internacional. Este acuerdo traerá ajuste, devaluación, tarifazos y más recesión. Ya la situación en Argentina es inaguantable con un 50% de pobres, con empleo precario, con jubilaciones de miseria y a las puertas de una nueva reforma previsional.

Los responsables políticos de esta nueva estafa son el conjunto del régimen de los que nos gobernaron y gobiernan nuestro país. Los pagadores seriales. Los que la fugaron. Los que a través de la represión garantizan el ajuste. Por eso se ensañan y persiguen a quienes luchan contra las reformas y los planes que impone el FMI.

Como en otros años, los organismos de derechos humanos vinculados con el gobierno realizarán un acto conmemorativo completamente desligado de las problemáticas actuales, de la situación económica, social y represiva. Seguramente utilizarán la jornada para un relanzamiento de La Cámpora y de la propia CFK, para potenciar la interna dentro del gobierno, golpeados políticamente por la integración al gobierno de Alberto Fernández y la firma con el FMI. Lejos de impulsar un canal de lucha, impostan su posición para ocultar su vergonzoso apoyo a la política actual.

Por un 24 de Marzo de lucha y de independencia política

Desde el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, las decenas de organizaciones de Derechos Humanos, movimientos territoriales, piqueteros, culturales, estudiantiles, sindicatos combativos y partidos de izquierda resolvimos convocar junto con nuestras Madres de Plaza de Mayo a un acto independiente de los que han gobernado y gobiernan, de los que han garantizado la impunidad, el ajuste y la represión durante las últimas cuatro décadas.

Nuestros compañeres detenidos desaparecidos fueron asesinados para poder implementar una política de sometimiento nacional y de un enorme endeudamiento externo. La entrega a la que nos están sometiendo hoy con este nuevo acuerdo hay que salir a derrotarla. Nosotros no abandonamos las calles.

Por nuestros 30.000 compañeres detenidos-desaparecidos, por los que seguimos luchando, por las nuevas generaciones que sufrirán las consecuencias de esta entrega colonial, que el próximo 24 de Marzo en nuestra Plaza de Mayo (la plaza de nuestras Madres, la plaza de los que luchan) se escuche bien fuerte: ¡fuera el Fondo Monetario Internacional, basta de ajuste y represión!

Contra la impunidad que aún hoy gozan los genocidas.
Contra el ajuste y la represión.
Por la apertura de los archivos de inteligencia de la última dictadura.
Contra la criminalización de la protesta social. Basta de perseguir a los que luchan.
Abajo el acuerdo del gobierno con el FMI.