Abajo la condena a Pitrola

Lo que sigue es el pronunciamiento que impulsa la Comisión de Apoyo a la Campaña Nacional e Internacional contra la condena a este luchador


A las organizaciones gremiales, cuerpos de delegados, comisiones internas, asociaciones civiles, personalidades, funcionarios, organismos y representantes de organizaciones de derechos humanos, abogados laboralistas, movimientos y comisiones de desocupados, representantes de la cultura y organizaciones políticas y sociales de la Argentina e internacionales.


A todos los trabajadores ocupados y desocupados.


A todos los luchadores sociales:


Nos dirigimos a Uds. para poner en su conocimiento y solicitar su apoyo solidario y activo en la campaña por el repudio y el reclamo de nulidad contra el fallo de desafuero sindical que la Justicia laboral argentina ha emitido contra un luchador combativo y dirigente gremial clasista, del gremio gráfico y del movimiento obrero.


Néstor Antonio Pitrola, Secretario General de la Comisión Interna de Editorial Atlántida (plantas de las localidades de Azopardo y Garín), dirigente y primer congresal de la Lista Naranja Gráfica y primer congresal por la minoría del Sindicato Federación Gráfica Bonaerense, ha sido sentenciado con un fallo «ejemplarizador y punitivo» contra las luchas de los trabajadores por sus derechos más elementales.


Su apelación ha sido denegada anteponiendo los intereses patronales al derecho de huelga y movilización por los puestos de trabajo, traspaso en caso de venta, condiciones salariales y laborales contra la flexibilización laboral, que fueron sostenidas con la lucha y la unidad de clase de los trabajadores de Atlántida durante la dictadura y en democracia, hasta la ocupación ante su cierre y cambio de firma en marzo del ’97.


El fallo y sus ratificaciones imponen los intereses de los pulpos monopólicos que dejaron en la calle a casi cuatrocientas familias, por inmensa mayoría aún desocupadas, del mismo modo que sus nuevos dueños siguen avasallando las conquistas de los trabajadores activos en sus empresas sucedáneas, arrasando para ello con los fueros sindicales que protegen la organización sindical y la cobertura gremial del compañero Néstor Pitrola, quien reclamó y sigue reclamando su reincorporación.


El compañero es también uno de los primeros dirigentes «sentenciados» de entre los 2.500 casos de luchadores prontuariados, lo que sienta un nuevo precedente de «represión legal», sobre el avasallamiento de nuestras conquistas (flexibilidad, despidos, cierres, atraso en los pagos de aguinaldo y vacaciones, rebaja salarial y extensión de la jornada, precarización y tercerización, privatización de la jubilación, obras sociales y educación.


El fallo coloca en un plano delictivo nuestros métodos tradicionales de lucha: las ocupaciones de fábrica, los cortes de ruta, los piquetes, de los cuales los trabajadores de Atlántida fueron pioneros y de lo que son hoy parte como trabajadores activos y desocupados junto con sus familias.


La ratificación de la sentencia condena indirectamente a nuestro compañero a la desocupación forzosa y al pago de casi 6.000 pesos por el juicio que lo inhibe de sus fueros sindicales por luchar por los derechos de la clase trabajadora.


Comisión de Apoyo a la Campaña Nacional e Internacional


Enrique Marano, por la Comisión Directiva de Fatida (Federación Argentina de Trabajadores de Imprenta y Afines)


Edgardo Quiroga, Secretario General de la CGT San Lorenzo


Jesús Martín Iadarola, Secretario General de Foetra Capital y


Sergio Sosto, Secretario de Prensa, por la Federación de Obreros y Empleados Telefónicos de la República Argentina


Mónica Galván, Secretaria General de CTA Santa Cruz


Ricardo Mercado, Secretario Gremial de Adosac, Sindicato Provincial de Docentes de Santa Cruz.

También te puede interesar:

Pronunciamientos en las legislaturas y participación en las concentraciones de solidaridad.
Desmentimos lista trucha que circula y denunciamos un operativo para ensuciar a Néstor y al PO.
Casi un millar de docentes de todo el país debaten un programa y un plan de acción para enfrentar la vuelta a la presencialidad sin condiciones y en defensa del salario.