Villa Mascardi

Bariloche: incendian la casa de la guía espiritual de la comunidad Lafken Winkul Mapu

Abajo la persecusión, el hostigamiento y la criminalización de los pueblos originarios.

Un atentado contra la machi Betiana Colhuan Nahuel.

El miércoles 2 de junio, un incendio intencional quemó la ruca (casa) de la machi Betiana Colhuan en el territorio recuperado de la Lof Lafken Winkul Mapu, en la zona de Villa Mascardi. Las pérdidas materiales fueron totales para la familia, que en ese momento se encontraba en la ciudad de Fur’rilofche (Bariloche). La comunidad repudió los hechos mediante un comunicado público, en el que además denunciaron la presencia de desconocidos acompañados por efectivos de Gendarmería y Parques Nacionales.

La machi Betiana Colhuan ejerce su rol espiritual dentro del pueblo mapuche desde hace varios años. Para eso debió prepararse durante mucho tiempo en un duro camino de aprendizaje, con el acompañamiento de otrxs machi que guían el camino de quien se le despierta su Püllü/Nguen (rol de machi) durante los primeros años de vida.

El ataque a la machi y a la Lof Lafken Winkul Mapu se encuadra en una serie de ataques sistemáticos a la comunidad por parte de las fuerzas represivas y el gobierno. Son también fogoneadas por un sector derechista, que reflejan los medios de comunicación más conocidos, cuestionando la posesión de las tierras ancestrales de las comunidades mapuche de la zona, principalmente de la Lof Lafken Winkul Mapu; detrás de lo cual hay un apetito de negocios.

El rol de suma importancia que ocupa la joven Betiana para el pueblo mapuche en Puel Mapu (territorio mapuche al este de la cordillera), fue puesto de relieve incluso por una pericia antropológica realizada en el marco de las audiencias de apelación que se realizaron en 2019 en los Tribunales Federales de Fiske Menuco (General Roca), cuando varios de los integrantes de la Lof Winkul Mapu fueron denunciados por usurpación por parte la Administración de Parques Nacionales. La pericia señalaba que en 1998 una reconocida machi del Gulu Mapu (al oeste de la cordillera) visitó la localidad de Fur’rilofche (Bariloche) para ser parte de la celebración del Uñoi Chripantu, momento donde anuncia el «regreso» de este rol ancestral en un nacimiento venidero.

Cuando en 2017, varios integrantes de la lof sufrieron vejaciones por más de diez horas durante un procedimiento ilegal dentro del territorio comunitario, la machi Betiana -quien era menor de edad- fue obligada a comer tierra mientras estaba tirada en el piso boca abajo con sus manos precintadas: «come tierra india de mierda», fue lo que dijeron efectivos de las fuerzas represivas aquel día. En el mismo año, el Grupo Albatros de Prefectura Nacional asesinaba por la espalda a Rafael Nahuel en el marco de un violento operativo en Villa Mascardi.

Estas prácticas recuerdan al terrorismo de Estado fundacional de la «Campaña del Desierto» del Ejército Argentino, al accionar de la policía fronteriza luego. En esa avanzada militar se buscó el exterminio del pueblo mapuche dando persecución, muerte y esclavitud a las principales autoridades políticas y espirituales, como lo fueron y son Pu Lonco, Pu machi y Pu Toki (jefe militar). Así lo plantean los integrantes de la Lof Winkul Mapu que llaman a acompañar a las distintas comunidades en recuperación y resistencia, para el fortalecimiento de la figura de machi que se levanta en el Puel Mapu después de poco más de doscientos años.

Betiana Colhuan, prima de Rafael Nahuel iem, perdió en el incendio todas sus pertenencias vitales -para el ejercicio de su rol espiritual, invaluables piezas de platería, vestimenta y su kultrung ceremonial fueron consumidas por el fuego. Es otro acto de racismo e intolerancia avalados y sostenidos por grupos de ultraderecha que cuentan con el aval explícito de la clase política rionegrina, tanto por el oficialismo de Junto Somos Río Negro como la oposición del Frente de Todos con su silencio cómplice.

Después de dos años de gobierno de Alberto Fernández, cuyos ministros se jactan de la defensa de los pueblos originarios, el método de hostigamiento sigue siendo el mismo de siempre, al mismo tiempo que avanzan las megamineras y los negocios inmobiliarios en la Patagonia. Repudiamos este ataque sistemático a la Lof de Villa Mascardi y hacemos responsable a los gobiernos por no condenar estos actos y comprometer la integridad de las familias de la comunidad.

También te puede interesar:

El reclamo por el derecho laboral gana lugar dentro del movimiento obrero de la región.
Los y las ancianas como variable de ajuste del Estado.
Entrevistamos a rurales organizados de Villa Regina ante la paritaria que negocia la burocracia de Uatre y la patronal.
Basta de hambrear y perseguir a los pueblos originarios.
Días después que Alberto Fernández omitiera el genocidio indígena.
Sobre el hallazgo de los restos de 215 chicos. Una muestra de la enorme barbarie del Estado.