Bordón, Gómez, Mamani, movilizarse contra la represión

Lo ocurrido al obrero Mamani, vecino de Mariló, en Moreno, sometido a golpes, vejaciones y acusaciones infundadas, muestra la ‘alta peligrosidad’ que tiene el circular por el país para los obreros y los jóvenes.


Lo que le pasó a este obrero, a quien la policía detuvo cuando iba para su fábrica el 26 de enero, «en la moto de su cuñado», «por no tener plata para el colectivo», se encuentra en la misma línea de lo que le ocurrió a Sebastián Bordón en Mendoza y a Cristian Gómez, asesinado en Moreno en la segunda marcha por Sebastián. Las fuerzas represivas actúan con la impunidad que les da un régimen político que las encubre y protege porque no son más que el brazo armado de los explotadores, que legalizan una y otra vez su proceder con las leyes de Obediencia Debida, Punto Final y con el indulto menemista.


Sin embargo, en Moreno, esto no le es gratis al gobierno. Al reclamo a través de las movilizaciones por el juicio y castigo a los asesinos de Sebastián, se ha sumado el agrupamiento de jóvenes y familiares por Cristian.


Se ha hecho una importante movilización el 7 de enero y se prepara otra para el jueves 5 de febrero a las 19 horas, en la plaza San Martín de Moreno.


Se pretenden dividir los reclamos


Se pretende destruit el proceso de organización contra la represión al que dio origen el caso de Sebastián. El asesinato de Cristian tuvo ese objetivo. El problema es que la propia comisión por Sebastián se opone a tomar como reclamo la denuncia del asesinato de este joven. Es más, de la mano del Pts se permitió que se plantee la expulsión de los compañeros que vienen bregando por una Comisión única que tome los casos de estos chicos, a los que ya se agregan otros como el de Mamani.


Con esta posición se pretende desligar a Duhalde y la ‘Bonaerense’ de la represión, y lo que es peor, se lo quiere mostrar como un colaborador en el esclarecimiento del caso Sebastián.


No hay diferencias provinciales. Todo el aparato represivo está al servicio del capital: reprimiendo cortes de ruta, matando a Teresa Rodríguez, persiguiendo a más de 1.000 luchadores, aterrorizando a la juventud.


En Moreno hay grandes perspectivas de avanzar en la organización y movilización contra la represión. Comisión única. Todos a Moreno el 5 de febrero.

También te puede interesar:

Ya son catorce las víctimas en la provincia en lo que va del año, cuatro de ellas asesinadas por miembros de las fuerzas del Estado.
El joven repartidor de 28 murió a manos de tres efectivos de la Policía Local de La Plata.
Amenazas a los familiares de Facundo y a periodistas.
Otro caso de impunidad.
Una redada policial terminó con la detención de cinco militantes de la Juventud del Polo Obrero.