Brutal represión a 150 familias en Barrio Estación Ferreyra de Córdoba

El lunes, pasadas las 21 horas, se desató una feroz represión a 150 familias que se encontraban ocupando tierras fiscales abandonadas, ubicadas en Barrio Estación Ferreyra en la provincia de Córdoba. La policía, bajo las órdenes del gobernador  Juan Schiaretti, avanzó con gases lacrimógenos y balazos contra mujeres y niñes que se encontraban en el lugar. Las familias resistieron la avanzada represiva.

La represión se efectuó sin orden judicial y con un despliegue represivo sin previo aviso, contra las familias que no tienen donde vivir. Al menos una decena de mujeres recibieron impactos de balas antitumulto.

Las 150 familias, que se organizan con el FOL Córdoba, se instalaron en el descampado abandonado con la perspectiva de poder construir allí sus viviendas. Se trata de una porción de las tantas familias cordobesas que se encuentran hacinadas y sin poder afrontar el pago de los alquileres producto de la crisis social y económica que se agravó con la llegada del Covid-19.

Emanuel Berardo, dirigente del Polo Obrero, se solidarizó con las familias reprimidas y dijo al respecto que “la represión a familias que ocupan tierras merece el repudio de todo el pueblo trabajador. A medida que la crisis en curso se agrava, haciendo imposible el pago de un alquiler, la puesta en marcha de un plan de vivienda, con salarios bajo convenio, se torna una tarea de primer orden. En ese sentido, el Polo Obrero viene planteando esa propuesta programática como una salida para atender la falta de vivienda y de trabajo que asola a las familias cordobesas”.

Por su parte la legisladora del Frente de Izquierda, Soledad Díaz, repudió los hechos y puso a disposición la banca en la Legislatura de Córdoba: “exigiremos el repudio de la represión a familias a quienes el gobierno les niega el derecho a la vivienda y para peor las reprime, como expresión de una política tendiente a imponer un Estado policial”.

La policía de la provincia de Córdoba sigue órdenes de los responsables políticos directos de la represión y también de la falta de respuesta al problema habitacional en Córdoba. Mientras Schiaretti gasta millones en obras monumentales para hacer publicidad, 500 mil familias no tienen un techo para vivir. Más que nunca, urge decir: basta de represión, tierra para los trabajadores, no par los especuladores.

En esta nota

También te puede interesar:

La provincia de Córdoba con nuevos récord diarios, complicada situación en el interior.
La responsabilidad del Estado de los contagios en unidades penitenciarias.
La jornada cerró con un masivo acto en centro de la ciudad.
Una expresión de un régimen universitario en descomposición.
La ciudad no tenía casos hasta antes de una procesión y misa.